El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 12 de diciembre de 2012

ACREDITACIONES.


El lío de las coimas en las acreditaciones de las Universidades de mentira y de verdad, está que arde. Una de las últimas victimas de cometer el delito de “haber estado ahí”, y que por lo tanto “tendría que haber sabido lo que pasaba”, ya que me imagino es totalmente inocente porque el gobierno lo respalda, es el actual ministro de in-justicia, Teodoro Ribera.

Ribera tiene los días o las horas contadas como ministro de in-justicia, ya nada lo puede salvar de la desgracia de “haber estado ahí” cuando pasaban cosas que según unos son delitos y según los otros son cualquier cosa menos delitos.

A Ribera por supuesto, hay que agregar una larga lista de propietarios, directores, rectores y “personeros” de Universidades públicas, privadas, laicas, confesionales, de izquierda, de derecha, antiguas y de las nuevas, acreditadas a la mala, a la carrera, a la chilena, al peo, por debajo de la mesa, y entre gallos y medianoche, que están en la misma situación, pagando el pato de algo que todo el mundo sabía, de lo que todos lucraban, y de lo que por supuesto, nadie hablaba. Lo mas curioso de todos esto, es que todos estos personajes se sentían tan habituados a ejecutar estos “actos de tipo administrativo que buscan agilizar y perfeccionar el intercambio de bienes, asesorías y servicios”, que se mandaban emails para “intercambiar opiniones” al respecto.

-¿Y?. ¿Me depositaste?.
-Si compadrito, esta mañana.
Ah, que bueno. Oye, y no conoces a alguien que necesite alguna peguita, dile que doy factura.
-Mira, tengo un conocido, lo voy a llamar.
-¿A cuanto la acreditación?
-A 60 palitos nomás, estamos en liquidación.

El ex presidente de la CNA, Luis Eugenio Díaz, quien por estos días es el centro de la polémica, acreditador compulsivo, asesor de los más variados temas, pedidor de favores de distinta índole, y apitutado vitalicio, está abriendo el tarro, caiga quien caiga.

Por su parte, el hasta ahora, ministro de in-justicia, me emocionó hasta las lágrimas, me dejó la piel de gallina, me tocó el corazón, y me conmovió hasta la médula, al declarar: “Me arrepiento de no haber tenido mayor sensibilidad, pero me era imposible saber en ese momento que una persona que representaba la fe pública y la credibilidad en materia académica y que tenía el pergamino, además de ser parte del Instituto Nacional de los DD.HH., pudiera estar involucrado en lo que se le imputa”.

Oscar para el ministro.

Como vemos, aquí cada uno hace lo que puede para salvarse. Coimero que arranca, sirve para otra acreditación. 

11 comentarios:

  1. Las acreditaciones siempre se han usado para regular a la competencia. Hoy las tradicionales regulan a las privadas, pero hasta hace no mucho, la U de Chile acreditaba a la UCatólica, siendo esta última bastante mejor en varias carreras.

    La única forma de solucionar la corrupción en las acreditaciones es eliminando el CNA.

    ResponderEliminar
  2. El Ministro no estaba "solo ahi". Le daba pitutos en la Penitenciaria a Diaz para que este a su vez le diera el OK a INCACEA, ente privado que el Ministro estaba comprando.
    La crisis en Chile , mas que politica, es moral, aunque parezca ñoño el termino.

    ResponderEliminar
  3. Rj. Si, es cierto, la CNA no tiene sentido, además, se trata de acreditar lo inacreditable, están buscando calidad donde no la hay ni la habrá.
    Si quieren calidad en la educación superior, tienen que partir por hacer lo que nadie hará, sincerar las cosas, dejar de utilizar la educación para hacer ingeniería social; exigir el rendimiento académico que corresponde; y tener a los profesores que saben y a los alumnos que realmente tiene las capacidades.
    El problema con esto, es que más de la mitad de los alumnos y los profesores tendría que salir del sistema, y la promesa de Frei y Lagos se iría a las pailas.

    ResponderEliminar
  4. Andres. Si, ya se que no solo estaba ahí, lo decía como sarcasmo para recordar a otra gente que ha sido condenada públicamente y despedida del gobierno por al ahora candidato Allamand por “haber estado ahí”. La corrupción en la educación es “transversal”, desde la UDI al PC.

    ResponderEliminar
  5. asi es,todos se han llevado su pedazo de la torta del lucro fraudulento (el que se logra defraudando al fisco) es una piscina llena de mierda donde los cerdos saltan y chapotean y los que les gustaba mirar de cerca quedaron enmierdados.

    yo soy de una teoria,creo que el capitalismo y la libertad economica deben tener una gran cuota de etica,pero si entregas libertad economica total en un pais donde la gente dice que su principal virtud es ser honrada. genera toda esta montaña de sinverguenzuras,es como poner al cisarro de vendedor en joyerias baron.

    ResponderEliminar
  6. quien le hace mas daño al pais,un cuatrero que roba gallinas,un lanza de ahumada o un "consultor de prestigio" que anda cobrando 60 palos para darle a una universidad que lucra ilegalmente (incurriendo en fraude al fisco) el derecho a meterle el dedo en la boca a familias de clase media.

    el principal problema del modelo,es eso se lleno de flaites,auque se vistan de sastre,y hablen como eruditos.

    ResponderEliminar
  7. Vlad. Lee el blog de Tomas Bradanovic de hoy, creo que explica muy bien lo que está sucediendo.

    ResponderEliminar
  8. de acuerdo, estamos llenos de flaytes, pero---seamos justos---aqui roban todos los que llegan al Poder, y fue lo que hizo la Concertacion durante 20 años.
    Estabamos hasta la tusa que le robaran a la Sra Juanita.
    Ahora roban loos otros.
    No es el empate, es la cruda realidad, la crisis no es politica, es moral.

    ResponderEliminar
  9. Bueno si decimos que la CNA no debiese existir pero a su vez queremos buenos alumnos y buenas universidades se necesita alguna regulación , por que si dejamos el sistema actuar libremente nos llenaremos de universidades de mentira que no aportan en nada al pais.

    OJO el problema no es el lucro en si mismo , es la falta de calidad de las instituciones (se puede tener lucro pero lo que no se puede tener es baja calidad)

    ResponderEliminar
  10. Andrés. Y mientras más grande es el Estado y mas regulaciones crean, más se puede robar.

    Carlos. Pienso que la solución no es posible, ya que habría que partir por terminar con la ingeniería social que se está haciendo con la educación en la actualidad.
    Hace falta mas libertad, menos regulación, pero a la vez sincerar este asunto.

    ResponderEliminar
  11. andres,cuando digo que nos llenamos de flaites lo digo sin color politico,estamos llenos de flaites,de todos los colores,creencias,e incluso religiones,pero flaites al cabo y al fin.

    ResponderEliminar