El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 11 de diciembre de 2012

LA GUERRA DE LOS CHANCHOS.


La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, responsabilizó al alcalde de Freirina, César Orellana, de la supuesta cesantía que sufrirán los trabajadores de Agrosuper por el anunciado cierre de la planta: “Acá hay un alcalde socialista que lo único que quiere es que la empresa se vaya, y después este señor, acuérdense ustedes, va a venir a pedirnos al gobierno que le demos trabajo a la gente de Freirina”. Dijo Matthei.  

Claro, que luego la ministra se contradice, al agregar: “El gobierno heredó un problema que se gestó en el gobierno de Ricardo Lagos, por una resolución medioambiental muy mal dada, que nunca debió haberse dado”.
¿Pero como?. ¿Puede funcionar una planta productora de miles de toneladas de caca de chancho, en base a una resolución sanitaria que (según la ministra) “nunca debió haberse dado”?. Decídanse: ¿Se puede respirar en Freirina, o hay que andar con un perro de ropa en la nariz?.

La Sofofa por su parte, asegura en un comunicado que: “lamenta la evolución que ha tomado el proyecto complejo agroindustrial Valle del Huasco, que ha llevado al directorio de Agrosuper a decidir su cierre indefinido, por razones de inviabilidad económica y altos niveles de incertidumbre e inseguridad”.
Como vemos, la Sofofa tampoco dice si hay olor a caca en Freirina. Solo hay “inviabilidad”, “incertidumbre” e “inseguridad”.

La Sofofa, por supuesto, aprovechó la oportunidad para discursear, presionar y vender la pomada: “Esperamos que prontamente se encuentren las condiciones que permitan alcanzar una solución definitiva al problema, que otorgue viabilidad futura a un proyecto de esta magnitud y naturaleza, muy importante para el desarrollo regional y de la industria nacional (…) y expresamos nuestra preocupación por el alto nivel de dificultad que, por diversas razones, están enfrentando proyectos relevantes con un alto impacto para el desarrollo del país, dada su contribución al crecimiento de la economía, a los niveles de empleo y a la competitividad de las empresas”.
Veamos: En primer lugar, no se dice nada del mal olor. Segundo: Eso de “importante para el desarrollo regional” es falso, la empresa ve lo importante para ella, está en todo su derecho, no es función de la empresa privada hacer caridad y sería bueno que se diga de una vez por todas. Las empresas invierten para ganar plata, no para comprar un pasaje al cielo. Tercero: “los niveles de empleo” a la empresa le importan menos que un kilo de la caca de un chancho de Freirina, no sean hipócritas, no extorsionen con ese tema, y dedíquense a arreglar la “cagada” que tienen.

El otro que metió la cuchara, fue el presidente del Sindicato de Agrosuper en Freirina, José Maltés, quien aseguro precisó que el cierre de la planta dejara a más de 430 personas cesantes. (Tampoco dijo nada del olor a mierda).
El dirigente responsabilizó de esta situación al gobierno, asegurando que “no pensaron en el impacto que causarían, ya que Agrosuper nos daba un sueldo digno con buenas condiciones laborales y que eso no existe en ninguna empresa de la zona”, y anunció que exigirán que les den el mismo trabajo, con similares condiciones y sueldo (…) si esto no se da, realizaremos manifestaciones con toma de carreteras si es que es necesario”.

Por último, Andrea Cisternas, dirigenta de la comuna de Freirina, dijo: “Nosotros leemos entre líneas el comunicado y esta es una respuesta parcial a nuestras exigencias. La empresa debe decir ante todo Chile que Agrosuper cierra definitivamente y debe pedir las disculpas correspondientes a Freirina, porque el daño que ha hecho esta empresa enorme”.

Conclusion: Cada uno defiende su parcela, lo que le suceda al resto les importa una “mierda”, la política se adueño del asunto, aun no se si en Freirina hay olor o no lo hay, aun no se sabe como se autorizó la planta en esas condiciones, y unos y otros se amenazan sin asco.

¿Y todo esto por qué pasa?: Porque en Chile hay puros monopolios y estas empresas que son consideradas “Too Big, Too Fail”, hacen lo que les da la gana.  




16 comentarios:

  1. Maximo,
    Aparte del hecho que 16 familias controlan el 95% del PGB (y Gonzalo Vial no es parte directa de esa "elite"), creo que aqui hay dos problemas de fondo: uno, la legislación ambiental es sencillamente para la risa (al igual que la energética, ambos goles de ultimo minuto de la valeshit), por lo que mientras eso no se arregle de fondo, no se crearán empresas productoras, y vamos a seguir como hasta ahora "creciendo a punta de endeudamiento" hasta que la burbuja haga POP y no solo va a ser en Freirina donde se respirara tan grato aroma, sino en todo Chile.
    Y dos, este muñeco sencillamente esta pagando por todo lo que ha abusado con los agricultores, comprandoles el maiz al precio que se le da la gana, porque, de nuevo, nuestros administradores de erzelencia tampoco hacen su pega al poner salvaguardias que compensen los subsidios que reciben los args al producir el maiz, sencillamente porque para el ministerio de hacienda, la agricultura vale hongo, y las frutas y vegetales se producen en el primer pasillo del Jumbo, tal como pareciera que les enseñan en Harvard.
    Lo he venido diciendo desde hace tal vez demasiado tiempo... en materias agricolas, energeticas, ambientales, aduaneras y alimentarias en general estamos sentados en una bomba de tiempo, que cuando explote, ahi si que queda la mansaca, cosa que creo que nos merecemos por ser lo suficientemente imbeciles como para elegir imbeciles que nos gobiernen y/o "representen". Al final del dia, los culpables somos nostros mismos.

    ResponderEliminar
  2. Francisco. Eso de las 16 familias que tú mencionas, es el peor problema de Chile, mil veces más grave que un puñado de comunistas que vale callampa.
    Y la legislación ambiental y energética también es un problema tremendo, ya no se puede hacer nada sin demorarse años y años, y los únicos que pueden (o podían) cumplir con esas leyes absurdas eran y son precisamente los monopolios.

    Es como tú dices, como esto no lo van a arreglar, algún día explotará.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post, compañero Maximo.
    Hay que terminar con todos estos empresarios chupasangres, como bioen decía el compañero Camilo.
    Leyendo este blog, me digo, ¿para qué necesitamos The Clinic?

    ResponderEliminar
  4. Cristian. Tú sabes perfectamente que de haber tenido este mismo problema una empresa pequeña del mismo rubro, la Matthei no estaría con el ventilador prendido y ya estaría clausurada y con un ejército de funcionarios públicos encima cursando multas.

    Yo defiendo la libertad, no los monopolios que tienen chipe libre para hacer lo que les da la gana.

    ¿Leíste la noticia sobre Agrosuper y Ariztía?. También se coluden, y cada vez que en tu casa compran un pollo, estas empresas se aprovechan de tu bolsillo. Lee lo que dice Francisco, que conoce del tema porque es agricultor.

    ResponderEliminar
  5. Don Max., no me queda clara tu idea y menos la de Fco., cual es el problema de que 16 familias controlen el 95% del PGB (que no es lo mismo que sean dueñas), si el sistema capitalista y su axioma la propiedad privada lo permite, por qué no.
    Si los abuelos o bisabuelos de los actuales controladores crearon fortuna y sus herederos las han mantenido o acrecentado gracias a sus meritos, cuál es el problema.
    Cuantas fortuna se dilapidan en 2 o 3 generaciones gracias a nuestra mentalidad. Por qué todos debemos ser igual.
    Si hasta en China ya permiten la propiedad privada, pera acá nosotros la atacamos, ese es olor a mierda que invade a Chile, y que nos hunde lentamente.
    Tu dices defender la libertad en especial a las PYMES, pero es con este tipo de comentarios que estamos dándo afrecho al chancho, primero atacamos a las trannacionales (tiempo de la UP), después los monopolios y después vendremos nosotros los chicos, así es la mentalidad socialista, nivelar pa´bajo, el primero que asome la cabeza, cortársela.
    No comparto tu comentario, si hay personas que admiro son a las que dan trabajo, 3, 20, 300, mil da lo mismo, porque puta que cuesta ser "patrón" y que fácil es ser burocrata o político en Chile.

    ResponderEliminar
  6. Roberto. El problema no son los millonarios, son los monopolios, que son la negación del capitalismo. Sin competencia, no hay libertad.

    Los monopolios actuales no son heredados, y aunque lo fueran da lo mismo. Los monopolios actuales fueron creados a propósito durante los gobiernos de la Concertación, como parte esencial del sistema económico diseñado en estos últimos 20 años, y han sido creados básicamente por barreras de entrada a los mercados, el uso de las tarjetas de crédito de las multitiendas, y regulaciones excesivas diseñadas por el lobby interesado y los políticos. Todo esto con la única finalidad de impedir la competencia.

    Yo no defiendo a las PYMES, en una economía sana tienen que existir grandes, medianas y pequeñas empresas, todas son necesarias, y donde no existen es porque hay monopolios que lo impiden.

    Los monopolios son mil veces mas dañinos que los comunistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maximo,
      De hecho, los tres supuestos fundamentales de la economía de mercado son tres:
      1. Infinito numero de compradores
      2. Infinito numero de vendedores
      3. Informacion perfecta
      Si se viola alguno de esos supuestos, el modelo no se aplica, y empiezan las distorsiones y las dichosas "acciones correctivas".
      Aunque no tiene que ver con los chanchos propiamente tal, tiene mucho que ver con lo que los bichos comen: esta la mansa tendalada con el maiz, no se si habra salido en noticias nacionales, pero ayer cortaron la ruta 5 al sur de Linares por harto rato, simplemente porque de nuevo estan entrando maiz de grano partido y mezclas desde argentina, altamente subsidiadas en origen, para lo que desde hace años que se esta pidiendo que apliquen salvaguardias, o sea, un impuesto para nivelar la cancha, y como te comentaba en mi post anterior, hacienda no está ni ahí, porque la agricultura pesa menos que un paquete de cabritas, o como dijera un ministro del ramo hace algunos años "entonces, comanse las vacas".
      El precio de los granos lo señala una empresa privada que se llama Cotrisa, que tiene un par de directores designados por la corfo, mientras que los demas (la gran mayoria) son molineros. Entonces, lo que hacen estos niños es tomar el precio internacional del grano respectivo, para una calidad entre mala y penca, y corrigen por flete y aranceles para dejar el precio equivalente puesto en Melipilla, ponle que sean 150 $/kg, que ya es inferior en terminos absolutos al precio real que deberian tener los granos made in Chile, que es de alta calidad. Eso es asi, en terminos objetivos, no lo digo yo. Por decir algo, ponle que ese precio real sea de 180 $/kg.
      Por encima de eso, cuando llega el camion con carro al molino, es el molinero el que le "mide" la calidad, y siempre o que viene sucio, o que esta demasiado humedo o que el color no le gusta, o lo que se le de la gana, y vamos descontando, porque no hay nadie que pueda hacer un analisis objetivo y vinculante, que corresponde a la ley de muestra y contramuestra, que tampoco esta operativa. Con eso al productor se le "debería" pagar, segun el molinero, 120 $/kg.
      Pero como los molineros tambien tienen que maximizar sus utilidades, para ellos la opción es comprar grano partido argentino, digamos a 80 $/kg, por lo que al final del dia al productor le dicen que le van a pagar, solo porque le cae bien, 100 $/kg.
      Ahora, producir 1 ha de maiz te cuesta mas o menos un millon, para un rendimiento de 10 ton/ha, que esta sobre el promedio.
      Resultado? utilidad = ingresos - costos = 100*10,000 - 1,000,000 = 0, con lo que el tipo queda endeudado hasta el cogote.
      Es asi de obvio, y aun asi, los "expertos" no cachan. Es para la risa si no fuera tan grave y peligroso.

      Eliminar
    2. Francisco. Eso de los subsidios siempre termina en un enredo. Como subsidian en Argentina, entonces los agricultores piden un subsidio (o como quieran llamarlo) aquí. Luego, como a los agricultores los subsidian, otros gremios y sindicatos piden prestaciones similares, y así, hasta que la economía termina intervenida por completo y ya nadie puede trabajar sin la “ayuda” del Estado. Si a eso le agregamos los monopolios, duopolios, o como se les quiera llamar, que de por si tienen beneficios de distinta índole que les permite ser lo que son –monopolios-, pues ya sabemos como termina todo eso.

      Eliminar
  7. La emergencia sanitaria de los cerdos de Agrosuper en la planta de Freirina, es real, pero no fue provocada del todo por Agrosuper. Una falla técnica dañó los filtros de la planta lo que produjo malos olores que afectaban la vida de las personas, pero en lugar de proteger sus derechos en tribunales, los “vecinos” de Freirina se dejaron influir por un grupo de encapuchados que el jueves 17 de mayo se tomó los caminos, impidiendo el paso a los vehículos que transportaban alimento para los animales.

    Al ver que la autoridad se limitaba a hacer declaraciones en la prensa, la empresa optó por sacar a su gente en helicóptero. Fue entonces cuando los cerdos quedaron abandonados a su suerte. La situación de los cerdos empeoró: las salidas de las copas de agua -destinadas a hidratarlos- fueron dinamitadas por el grupo de violentistas que ya circulaban por la propiedad de la empresa con toda libertad, ante la mirada atónita de los trabajadores. La acción más arriesgada del gobierno fue pedir una tregua a los encapuchados recién el martes 22, pero ya era demasiado tarde para los trabajadores y los 500 mil cerdos que serán sacrificados.

    Esta catástrofe pudo haber sido evitada si en Chile rigiese el Estado de Derecho, los habitantes de Freirina también se hubiesen beneficiado si las instituciones funcionaran, ya que un Tribunal serio habría exigido a la empresa una compensación por perjudicar los derechos de propiedad de los habitantes de Freirina. Esa compensación habría sido menor a al costo de sacrificar 500 mil cerdos y cerrar la planta.

    Los trabajadores fueron ignorados por los políticos durante el conflicto. Era obvia la posibilidad de que la empresa fuera forzada a cerrar y con ello, a despedir a los trabajadores de la planta. Sin embargo, la ministra del Trabajo no advirtió sobre esta posibilidad; sólo se limitó a responsabilizar al “gobierno anterior” de entregar “permisos mal dados” a Agrosuper, un tema que no le compete. Sólo cuando el despido de trabajadores parece inminente, la ministra del Trabajo se acercó a los medios para declarar que “vamos a estar monitoreando muy de cerca lo que pase con ellos”.

    ESCRITO EL 31 DE MAYO DEL 2012

    ResponderEliminar
  8. RJ. Comparto todo lo que escribes, pero no te refieres a que la instalación de esta mega planta productora de chanchos y malos olores, solo fue posible gracias a la posición que tiene Agrosuper en el mercado. Tampoco te refieres a que una eventual demanda en tribunales podría demorar años, ya que para cualquier empresa de este tipo es mas barato pagarle durante 5 o mas años a un abogado que gastar decenas o cientos de millones de dólares en reconstruir la planta, y mientras tanto la gente tendría que seguir viviendo en condiciones inhumanas. El problema no es la planta ni los olores, es el monopolio que permite que la planta, con olores incluidos sea “Too Big, To Fail”.

    Ya sabemos lo que ha sucedido con las farmacias; lo que está sucediendo con el pago a proveedores en los supermercados; los acuerdos subterráneos entre Ariztía y Agrosuper para repartirse el mercado, y son solo tres ejemplos de cómo se manejan estas empresas monopólicas, oligopólicas, coludidas, o como quieran llamarlas.
    Están destruyendo el sistema de mercado al desprestigiarlo al máximo con sus abusos de posición dominante.

    ResponderEliminar
  9. amigos y no tan amigos.... NO PUEDO estar mas de acuerdo con maximo y la mayoria de ustedes en este post,los monopolios son el lastre mas grande de nuestra economia,ya que generan barreras de entrada a los mercados casi infranqueables,son abusivos con sus proveedores,se coluden,tienen tremendas influencias politicas que les permiten hacer y deshacer,y como dijo tambien maximo destruyen la economia de mercado,frenan el emprendimiento y fijan precios de manera fraudulenta.

    si a alguno le ha tocado viajar vean en los paises desarrollados la competencia gigante que se genera en todos los rubros,yo soy comerciante y se lo dificil que es competir con estos monopolios,que por si fuera poco tambien reciben un tratamiento tributario diferente al que recibo yo,guardando las proporciones,son los chicos los que tienen que aguantarse las rosas oyarce,la inspeccion del trabajo,la prepotencia del sii,mientras estos monopolios aumentan sus utilidades mediante multirut y una amplia red de traficantes de influencias que les permiten recibir un trato preferencial por parte del SII.

    aca en chile el trafico de influencias,de lado y lado es algo ya descarado,desde eugenio tironi hasta los directores del SII provenientes de price waterhouse,aca en chile nos parece lo mas normal del mundo el trafico de influencias,yo les aseguro que en cualquier pais civilizado eugenio tironi estaria procesado por la justicia. igual que varios "consultiores" y lobbistas.

    creo que esto de los monopolios y sus esbirros explica gran parte de los problemas de desigualdad en nuestro pais,ya que las estrategias predatorias de las grandes cadenas desincentivan el emprendimiento,con todo lo que esto conlleva.

    saludos y dejen de reclamar contra mi presencia,si ya manifeste que en este blog hablo enserio.

    ResponderEliminar
  10. me quedaba en el tintero : mucho se quejan ustedes de que la gente quiere mas estado,socialismo,pan y circo pero... cual es la alternativa que la realidad le muestra a las personas en este pais? donde esta ese espiritu empresarial de la gente para surgir? creo que la sola existencia de tantos monopolios hace desisir a 8 de cada 10 potenciales emprendedores. no le echen la culpa a los comunistas de eso.

    ResponderEliminar
  11. ¿cual es la diferencia entre unos burocratas fijando precios en una oscura reparticion estatal de un pais comunista y unos yuppies fijando precios en alguna iluminada oficina de isidora goyenechea?

    ResponderEliminar
  12. Vlad. Estoy de acuerdo. Veo que eres comerciante, por lo que entiendes perfectamente de que se trata todo esto.
    ¿Cuál es la diferencia por la que preguntas en tu tercer comentario?: NINGUNA.

    ResponderEliminar
  13. asi es maximo,soy comerciante y se lo dificil que es trabajar con estos mounstruosos monopolios amenazandote la pega todo el rato,ya que son depredadores que ademas corren con una ventaja grosera,asi no hay libre mercado que aguante,cuando algunos tienen la mala fortuna de que uno de estos monopolios entra a depredarlo,te enfrentas a una competencia desleal que puede pagarle a su gente peor que tu,que paga menos impuestos proporcionalmente que tu,que tiene mas poder de negociacion con instituciones que tu,y nadie hace nada no se que pretenden que dejemos de trabajar en el comercio y trabajemos para ellos parecen pulperos. no esta bien rayada la cancha,no se protege a la pyme en este pais por mas que hablen lo que quieran los politicos,no solo los comerciantes sufren esto sino tambien los productores,admiro al valiente que se dedica a ser productor de cualquier producto elaborado,su principal enemigo son estos monopolios y su chipe libre para pagar cuando quieren. el abuso es brutal y asfixia la economia a escala.

    saludos.

    PD: tremendo escandalo el de sao paulo y tigre no?

    ResponderEliminar
  14. Vlad. No creo que se tenga que proteger a la Pymes ni a nadie, lo que no se tiene que hacer es proteger y beneficiar a los monopolios.

    ResponderEliminar