El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 7 de diciembre de 2012

EL VOTO DE "LA HAYA".


Es altamente probable que la próxima elección presidencial y parlamentaria 2013 la decidan los jueces de La Haya. Tal cual. Un grupo de personas de distintos países, y de las que no tengo mayor información ni me interesa tenerla, aunque como la mayoría de los funcionarios de organismos internacionales supongo que serán de izquierda, puede llegar a decidir una elección en Chile. A lo que ha llegado la globalización, y a lo que ha llegado la enfermiza obsesión de las autoridades chilenas de suscribir cuanto acuerdo internacional le ponen por delante.

Dependiendo de la fecha del fallo y del tenor de este, el señor del hoyo o el señor del avión, pueden partir en con ventaja o desventaja en el apoyo popular en relación a la señora del tanque. Las casualidades siguen definiendo el futuro de Chile.

Si el fallo es favorable, don 24/7 aparecerá en cuanto medio de comunicación masivo hay en este país, en este continente, en este planeta, en esta vida y en la otra. Supongo que plastificará la resolución del fallo y con una sonrisa digna de una “chica-pep”, dirá que así son los gobiernos de excelencia 24/7, y que ya verán lo que dice la próxima encuesta, encargada al ahora amurrado y desaparecido “pelado”.

Si el fallo es desfavorable, el gobierno de la “Alianza por un Chile Socialista”, se encargará de gritar a los cuatro vientos que esto fue un problema de diseño, es decir de Bachelet, y la “Concertación de Partidos por el Choreo”, dirá que fue un problema de implementación, es decir, de Piñera. La “Teoría Transantiago” en plenitud. La culpa no es mía, es del otro.

Claro que también se podrá utilizar la “Teoría Nicanor Parra”, la que dice que la derecha y la izquierda unidas, jamás serán vencidas, y en un acto de oportunismo y cobardía, los socialistas de todos los partidos unidos por la desgracia de la derrota, culpen a los redactores de los tratados del ’52 y del ’54, quienes a estas alturas supongo que estarán bien muertos y sepultados. Win-Win. Para todo hay solución en esta vida, sobre todo si se es político y chileno al mismo tiempo.




4 comentarios:

  1. Honestamente, prefiero que la próxima elección se trate de la Haya antes que se trate de "lo injusta que es nuestra sociedad". La Haya ha conseguido cohesionar un poco la sociedad y una sociedad cohesionada es menos permeable a la mini lucha de clases que se vive en cada elección.

    ResponderEliminar
  2. RJ. También es cierto. Ya da vergüenza el discurso político, los pobres son víctimas de los ricos, y hay que subir los impuestos y legislar para terminar con eso. La Haya nos puede salvar.

    ResponderEliminar
  3. Los versos de Nicanor Parra son siempre oportunos. Piñera ha aparecido varias veces en la tele llamando a la calma, casi como si nos fuéramos a enfrentar a una guerra con Perú. El único consejo que no ha seguido es quedarse callado, pues ya metió la pata al comentar las relaciones exteriores de Chile, al decir que nuestro país se había equivocado.

    ResponderEliminar
  4. Javier. Nuestro presidente tiene incontinencia verbal.

    ResponderEliminar