El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 8 de febrero de 2013

DESPEDIDA DESHONROSA.


El Ministro del Interior, Andrés Chadwick, anuncia su retiro de la política para el 2014. Que la vaya bien ministro, no se preocupe por nada, las personas de derecha no lo extrañaremos en absoluto.

La Revista “Que Pasa” le hace una entrevista que pueden encontrar aquí:

En dicha entrevista, se refiere (era que no), a la polémica causada por libro del senador Jovino Novoa, alguien que no se arrepiente de ser de derecha, ni busca lavar su imagen, ya que está orgulloso de ella, como debe ser en alguien que defiende sus principios con ideas que sabe son las mejores.

Novoa se quiere retirar con la frente en alto; y Chadwick lo quiere hacer negando a quienes ayer defendió y desdiciéndose de lo que ayer apoyó. Así serán recordados por sus seguidores.

Chadwick dice:

-“Me siento fundador de un partido cuyo perfil, compromiso, ideas y valores no estaban estrictamente vinculados a una ideología económica de derecha, sino a un proyecto de renovación de la política y a una visión más amplia y moderna que la derecha tradicional en sus principios o valores más básicos.

-“Buscábamos algo más amplio que la derecha tradicional en cuanto a la mera defensa de la libertad individual, el rol del Estado o el crecimiento económico”. 

-“yo hoy me siento mucho más interpretado como UDI por la obra de esta administración que por algunas de las afirmaciones que él (Novoa) propone.

Pienso que el ministro Chadwick utiliza su tradicional y zigzagueante dialéctica para asociar a la derecha tradicional con la derecha que se formó en el Gobierno Militar y que hoy representan políticos como Jovino Novoa; Libertad y Desarrollo; y ex colaboradores de la “dictablanda” como José Piñera.

La derecha tradicional, aquella de la hacienda; el proteccionismo económico; la soluciones “cepalianas”; la Corfo; el nacionalismo chauvinista; la defensora de la industria nacional ineficiente. Toda esa derecha tradicional, fue la principal opositora al gobierno militar, cuando los “Chicago Boys” comenzaron a transformar el país miserable que heredaron, en el ejemplo que posteriormente siguieron Ronald Reagan y Margaret Thatcher; y que luego copiaron en todo el Mundo.

No señor ministro, usted sabe perfectamente quienes se cambiaron de bando a mitad de camino. No fue Novoa, fueron otros, usted entre ellos.
























2 comentarios:

  1. Eso es cierto. A la derecba tradicional le costó acostumbrase al nuevo modelo. Sobre todo, no entendían los comerciantes como tú por 1976, que ellos eran libres de fijar el precio de sus productos y/o servicios.

    Uno de los economistas pone el ejemplo, nadie va a ir a un determinado cine, si las butacas están en mal estado.

    Este gobierno está alejado del pensamiento de Jaime Guzmán. La UDI quiso ser, además, una alternativa a la DC, y por otro, no quiso caer en los mismo vicios de los partidos tradicionales. Sin embargo, a estas alturas cayó en la demagogia y politiquería. Por ejemplo, la candidata de la UDI y bloguera Isabel Plá, dijo en 'La Segunda', si llegaba al parlamento cambiaría el binominal y aprobaría la Uniones de Hecho.

    ResponderEliminar
  2. Javier. Precisamente, una de las grandes consecuencias del Gobierno Militar, fue crear una “nueva derecha”. Pero no la “nueva derecha” de los arrepentidos y los bacheletistas-aliancistas; una derecha liberal de verdad, que no estuviera atada al Chile que había muerto el ’73, y que ahora quieren resucitar.

    ResponderEliminar