El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 9 de mayo de 2015

HASTA LA ULTIMA GOTA.

A mí me gustaría saber cuántos huevones viven del Estado aquí en Barbarilandia. Pienso que casi nadie le ha dado a esta cuestión la importancia que tiene. Me refiero a la jauría de falsos algo, a los atiputados en las reparticiones públicas, a los cientos de miles de fulanos que han sido contratados por las distintos órganos del Estado para mantener votos cautivos y bajar los índices de desempleo. A los sindicatos de Codelco, Enami y el resto de las empresas que el Gobierno Militar no alcanzó o no quiso privatizar. A las cajas negras en que se han transformado las universidades estatales, a las que ahora debemos agregar las dos nuevas “casas de estudio” que prometió la Claudia y, los quince centros de formación técnica.

La cantidad de dinero que los contribuyentes les traspasamos a esta tropa de vivarachos y paniaguados del poder debe ser estratosférica, gigantesca, colosal. La verdad es que no logro imaginármela.

Sin embargo, casi nadie dice algo sobre esto y el populacho bárbaro anda preocupado de evitar que los “ricos”, es decir, todo aquel personaje que no es pobre, obtenga utilidades por su trabajo y su inversión. La gente que sostiene este tipo de argumentación, o lo dice por intereses creados (pertenece al grupo de los vivarachos) o simplemente no sabe dónde está parada. Por donde se mire no es razonable, no es normal.

Pero aunque no es normal, es habitual. ¿Se imaginan de que podrían vivir todos estos vagonetas y vivarachos al peo si no fuera por el cheque mal ganado que reciben de cuándo en cuándo?. Pienso que en Chile es más fructífero vivir de la mentira que del trabajo.

Si tan solo hubiese sabido esto hace cuarenta años…….




  

7 comentarios:

  1. Bueno, MAXIMO, esa es la Gran Pregunta del Millon.

    Aqui en Barbarilandia vivimos de slogans como "capitalismo o socialismo (lease "comunismo) , "reformas estructurales", "Retroexcavadora", "ricos y pobres", Derechos Humanos, etc...etc...pero nadie se atreve siquiera a imaginar el verdadero Cancer de Chile...¡el Estado Parasitario !

    A ese nadie lo toca siquiera dentro de la jerga habitual de los politicos o de los periodistas. No existe. El Estado es como una nube sonrosada que alla en el Cielo , junto a la Virgen Maria y el Espiritu Santo, vela por todos los chilenos.

    Hace muuuchos años en un vespertino aludi al l "Estado Cafiche" y lo pusieron entre comillas y en negritas como diciendo "esto corre por cuenta del entrevistado", nosotros como Diario na que ver.

    Es un Cancer Oculto, es un Tabu, es algo que no se puede siquiera abordar.

    Y ahi estan los candidatos siempre proponiendo o pidiendo "ideas nuevas". Nadie toca la Idea Vieja, el Estado Cafiche.

    Mucho menos, como tu señalas, cuantificar el peso del Cancer.
    Años atras nadie sabia en Chile del Impuesto Especifico a los Combustibles.Nadie salvo una minoria silenciosa que no lo pagaba. Hasta que un grupo de automovilstas lo descubrio, lo ventilo en la TV, y ahora todo el mundos sabe que entre el Iva y el I E casi la mitad de la bencina es impuesto.--Idem con el IVA, Creo que ue la UDI , timidamente, dijo alguna vez que los pobres trabajaban 2 a 3 meses gratis para el Estado, via impuesto oculto en los precios. Y despues silencio. Quiza al "Estabishment" no le convenia el tema.

    Enfin, el cuento es que en Chile hay un Cancer y nadie se atreve hablar del mismo ni menos cuantificarlo...¡ el Estado Ladron, el Estado Cafiche, el Estado Parasito, el Estado Maton, el Estado Bocon, ese que vive del sudor ajeno pero "habla lindo"


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas esas consignas son para atontar a la gente, asi suponen mas y preguntan menos. Ademas, mucha de esa genbte tambien vive de los otros.

      Eliminar
  2. Sí, a mi también me gustaría saber.

    El problema es que la gente que sabe de estos temas y tiene acceso a los datos están más preocupados de ver como subirle los impuestos a los giles. No se van a preocupar hasta que no estemos con la pata encima como en España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siu, esta es una guerra entre los vivos y los giles.

      Eliminar
  3. Muy buena pregunta. Teniendo en cuenta es empleos no son productivos. No vamos a poner en el mismo nivel a un dueño negocio "Pastelería Juanita" con la tropa de inspectores.

    La Nueva Mayoría está repitiendo la misma receta de la UP al crear puestos de trabajo estatales con de bajar el desempleo y de paso esos puestos tener activistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que cada vez existen menos pastelerias juanita y mas inspectores.

      Eliminar
    2. es que doña Juanita en su pastelaría tiene que hacer etiquetado al callo,pero no le alcanza el presupuestoasí que mejor cierra el negocio.

      Eliminar