El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo. La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


Síganme en twitter: @BLOGDEMAXIMO


miércoles, 27 de mayo de 2015

EMOCIONADA DESPEDIDA.

Ustedes saben que mi actividad preferida es reírme. Yo me rio y me burlo de todo, política, religión, mujeres, homosexuales y de lo que venga. ¿Y saben la razón?. No creo en la especie humana, sus dogmas y sus poses. No creo en las autoridades morales, los hombres buenos y cualquier tipo de pontificador masivo. Si le hacemos caso a la Biblia, ese libro que nos muestra nuestras miserias sin contemplaciones, aunque no sea palabra de Dios porque Dios no existe, los seres humanos somos ante todo una tropa de pecadores miserables. Entonces, ¿por qué tengo que tomar en serio a tremendos personajes?. ¿Ah?.

Entre toda la fauna nativa que del polvo nace y en polvo se convertirá, podemos distinguir a locos fanáticos como Berrios y Baranda; a criminales como Teillier; a sociópatas como Piñera; a farsantes como Bachelet y su hidalga familia extendida, y a rastreros como Andrés Chadwick, entre otras linduras humanas. Sin embargo, en mi humilde y humana opinión, no hay personajes más despreciables que los hipócritas, a quienes he definido como socialistas para hablar, burgueses para vivir y capitalistas para cobrar. A los que viven a cuerpo de rey engañando a la gente. Fernando Paulsen es el niño símbolo de esta mala clase humana sin parangón.

Está bien que Paulsen no siga en pantalla, porque es un veneno para la sociedad. Un tipo que defiende públicamente al gobierno venezolano mientras se jacta de sus juegos de rugby, sus veraneos en Cachagua y sus viajes de estudio al “imperio”, no es un ejemplo de “líder de opinión”.

Un tipo que, según su propia confesión hace unos años (se le “salió”, al parecer), cobraba su remuneración de Chilevisión a través de una sociedad constituida con su esposa para eludir impuestos, y luego hace gárgaras en contra de quienes emiten boletas y facturas “ideológicamente falsas” o defienden el FUT que él mismo utilizó maliciosamente, no merece el respeto de nadie y no debe estar en televisión pontificando como falso profeta.

Mira Paulsen, hipócrita y pequeño burgués, métete tus camisas de La Martina por la raja; hínchate de plata trabajando en el lobby que tanto criticaste hasta hoy; sigue viviendo en el barrio alto con vecinos empresarios de derecha; sigue pontificando sobre derechos humanos aunque te haces el huevón cuando se trata de Cuba y la UP; sigue adulando a terroristas mientras le faltas el respeto a un caballero como don Hermógenes, quien te dio una lección de lo que es la clase que tú no tienes; sigue mandando a tus hijos a colegios que cobran, segregan y reproducen las “elites” a las que supones que perteneces, aunque no sé si tus amigos te consideran como parte de ellos o solo te reconocen como un escalador social; sigue atendiéndote en clínicas particulares y sigue viajando en Volvo, pero hazle un favor al país, ¡ándate a la chucha y no vuelvas, pobre huevón!.

martes, 26 de mayo de 2015

OTRO TONTO ÚTIL MÁS.

Se enojó don Fernando Montes, el cura jesuita que las oficia como rector de la Universidad Alberto Hurtado. Sus compañeros de ruta lo traicionaron. Media novedad, esto siempre ha sido así, basta leer un poco, solo un poco de historia.

El gobierno de la Claudia, falto de billete fresco como está y acogotado por las innumerables promesas que anunció con tal de llegar al poder y lucrar de él -¿o alguien piensa que no lucran?-, decidió entregar educación universitaria gratis solo a establecimientos del CRUCH.

Pobre padre Montes, ha caído presa de la revolución que nos encamina al “Chile que Todos Queremos”, la que él y sus colegas con sede en San Ignacio con Alonso Ovalle ayudaron a formar. Nadie sabe para quién trabaja, incluido el padre Montes.

Don Fernando trató al CRUCH de lobistas y de ser una organización que se asemeja a un cartel. Si me preguntan a mí, yo diría que no se asemejan. Por supuesto que el famoso cartel se indignó y el ministro del otro cartel también lo hizo, sin embargo esto no amilanó al fervoroso padre Montes para mantener sus dichos que por supuesto comparto, ni convenció a los “cartelistas” a dar pie atrás en la decisión, ya que el padre Montes políticamente vale callampa al lado de “la calle” que el mismo cura apoya cuando le conviene.

Según doña Marian Aylwin, esta decisión que separa universidades según su fecha de constitución es ideológica. Claro, es ideológica. ¿Y la decisión de entregar educación gratis a un alumno “pobre” y cobrarle la misma educación a un alumno “no pobre” no es ideológica?. También es ideológica, obvio, además de injusta.

Para comenzar, los “pobres” son los padres del alumno que estudiará ingeniaría en, supongamos, “la Chile”, no el futuro ingeniero. Su compañero de sala en “la Chile” que pertenece a la familia “no pobre” tendrá que pagar su universidad con un crédito, siendo que en el futuro ambos serán ingenieros y podrán, eventualmente, ganar el mismo sueldo. ¿Esto no es ideológico acaso?. Claro que sí.

Esta última ideología nace de la religión católica que profesamos mayoritariamente en este lado del mundo y que es tal vez la principal razón de nuestra pobreza, y todo por no hacerle caso a San Mateo. Ya lo saben, eso de darle al pobre y cosas como esas. Así las cosas, la DC Aylwin y el jesuita Montes se enfrenta a los marxistas de Palacio en un gallito que definirá que ideología termina predominando, la de darle a algunos pobres o la de darle a todos los pobres.

¿Y qué tal si le prestan plata para estudiar a todos los que la soliciten y luego se la cobran com-ple-ta?. No, eso sería demasiado justo y demasiado liberal, demasiado pedir para gente ideologizada como Eyzaguirre, Montes y el resto de los que luchan para dirigir la vida ajena de acuerdo a su ideología.  


Algunos “pobres” ya deben estar extrañando el “modelo heredado de la dictadura”. Pero ya es tarde para eso. 

lunes, 25 de mayo de 2015

DELICADO..., PERO NO TANTO.

El vocero de gobierno, don Marcelo Díaz, quien no será un galán rural como el defenestrado Pencailillo, pero minas al parecer no le faltan, declaró que las acusaciones del también defenestrado Michel Jorratt son "delicados", pero "Gobierno no es instrumento de investigación". En resumen, Díaz dice algo así como “pucha la payasá”, o “que lesera”, o como decían los antiguos monos animados de mi época de cabro chico ocioso, “recórcholis” o “caracoles”. Y luego de su queja al más puro estilo de Pedro Picapiedra quejándose de su amigo el “enano” Pablo Marmol, se dio media vuelta y se fue. Díaz no quiere líos ni le interesa querellarse en contra del ventilador humano en que se ha convertido Jorratt, quien ya le advirtió al gobierno que es mejor que no se metan con él o puede terminar de dinamitar a la Claudia y compañía.

Algo bueno tiene este asunto, y es que en esta única ocasión el gobierno de la Nueva Mediocridad no se querellara “en contra de los que resulten responsables”, porque en esta ocasión no podrán culpar a don Nadie, todos sabemos que si Jorratt se va precioso, cae la Claudia. El gordito es pillo y me imagino que se guardó un pendrive con todas las facturas y boletas ideológicamente falsas que circulan por Barbarilandia. Es su seguro de vida.

Anoche en Tolerancia Cero, nuestro flamante Ministro del Interior de “centro” anunció lo mismo. Ellos no son quienes para perseguir al señor Jorratt, no faltaba más.

Volviendo al tema de Díaz, el galán citadino, fíjense que está dando clases de maestría. En primer lugar no es casado, por lo que el filete se lo sirve sin libreta, como debe ser. Luego, el filete es de ternerita nueva, o casi nueva, lo que para estos tiempos que corren ya es una gracia. Y finalmente, la cabrita es la hija de Gervasio, el cantante que dicen lo suicidó la CNI, los tiras o no se quien, en plena Dictablanda, por el que el tipo apostó todas sus fichas al número ganador.

Como sabemos, que Gervasio se haya suicidado solo o si lo “indujeron” como al fiscal Nisman da exactamente lo mismo, la gracia es lo que diga la prensa, y si no me creen le preguntan al hijo tonto del ex presidente que aun anda buscando el talio del doctor Price.

Así las cosas, si a Díaz se le pone pesada la pista entre tantas leseras que pasan día a día, solo le hacen falta unos telefonazos a los medios para que levanten el tema de su ternerita casi nueva. Luego, unos cuantos paseos acompañando a la dama en cuestión con televisión a cuestas por tribunales y por el SML que dirige el mirista, y listoco. Díaz tiene la pura cara de gil, pero es vivo el hombre.





domingo, 24 de mayo de 2015

ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

Ya saben mis amigos pinocheteros y humanoides, que este escribidor neoliberal pronosticó una pronta asamblea constituyente que no se llamará asamblea constituyente ya que esas asambleas no están previstas en la constitución del dictador, quien además fue suegro de quien hoy amamanta a la jauría de zurdos burgueses; aunque tendrá la misma función, esto es, crear las bases refundacionales del “Chile que Todos Queremos”.

También recordaran que tanto yo como los honorables Navarro, Tellier y otros próceres bolivarianos concordamos en que esta asamblea que no es asamblea dará a luz a su roja criatura durante el próximo periodo presidencial por una razón muy pedestre, hoy no cuentan con los votos para dejar la cagada. El zurderίo planea pasar la retroexcavadora una vez elegido el próximo congreso sin sistema binominal, así se manifestarán las “grandes mayorías” que en realidad no son más que el populacho bárbaro exigiendo bienes ajenos “por Las buenas o por las malas”, de preferencia de esta última forma, así pueden matar dos pájaros de un tiro, robar y vengarse al mismo tiempo.

¿Quieren una explicación más “docta” sobre este asunto?. Pues entonces lean a Peñita, el Catón oficial de Barbarilandia. Este personaje odioso hasta el extremo, resentido hasta rozar la ridiculez y experto en emitir falacias desvergonzadas, de vez en cuando cuenta con periodos de lucidez intelectual. Hoy concuerdo con Peñita.


Así será nuestra asamblea constituyente que no será asamblea constituyente aunque en realidad sí lo será. Lean: http://www.elmercurio.com/blogs/2015/05/24/32075/Fin-del-misterio-constitucional.aspx

sábado, 23 de mayo de 2015

LA MUERTE ES UN NEGOCIO.

La extrema izquierda no deja pasar ninguna oportunidad para reclamar y clamar por justicia y demás payasadas, aunque esto sea a costa de algún joven idealista devenido en tonto útil o mártir de la causa. ¿Dudas?: Solo recordemos el uso político y económico que le han dado a los muertos del ’73. Aun andan buscando huesos y aun andan solicitando suculentos premios de consuelo por la muerte del bisabuelo que nunca conocieron, y que la justicia chilena no duda en concederles.  

Los últimos acontecimientos que terminaron primero con dos jóvenes idealistas dedicados a pintarrajear murallas ajenas con la buena nueva que anuncia la próxima venida del marxismo en el cementerio, y ahora con otro cabro que se encuentra a medio morir saltando luego de ser rociado por las cristalinas aguas del guanaco, resultaron un negocio redondo para comunistas y otros especímenes de la misma rama evolutiva, quienes se han dedicado y seguirán dedicados, tal vez por los próximos 50 o 100 años, a recordar los decesos a punta de tomas, banderazos, saqueos, manifestaciones públicas, velatones, peregrinajes al muro de los lamentos en que se convertirá el muro garabateado por los Dalí chilenos, performances culturales donde participarán traga sables, hombres en zancos, traga fuegos, equilibristas de semáforo, bataclanas en paños menores y encapuchados irracionales.

Pronto tendremos la ley respectiva bautizada con los apellidos de los difuntos, algo parecido a la ley Bustos, la ley Ricarte Soto y la ley Zamudio. Un monolito recordatorio de la balacera y la celebración anual del “día del joven grafitero”, emulando al “día del joven combatiente”, incluidas fogatas, cortes de caminos y cadenazos a los cables de alta tensión.

Los comunistas conocen al detalle este noble y lucrativo negocio, son capaces de convertir a cualquier pobre diablo muerto en el lugar preciso por la persona adecuada (lease un fascista, milico, reaccionario o simplemente un capitalista defensor de su propiedad privada), en un santo a venerar por la muchedumbre enfervorizada.


Para los comunistas, hay gente que vale más muerta que viva. 

viernes, 22 de mayo de 2015

EL FANTASMA DE JOE VALACHI.

La razón por la que un mafioso no puede renunciar a la mafia y salir vivo, es de seguridad. “Sabe demasiado”. Si la organización delictual acepta una renuncia o margina a uno de sus miembros, debe asesinarlo. No lo digo yo, así funciona este negocio. A la organización no le interesa perder un aliado y ganar un enemigo o un delator.

La política funciona igual, es por esto que los candidatos perdedores obtienen embajadas, ministerios, intendencias o en última instancia un directorio o gerencia en alguna de las empresas de la “Alianza Público-Privada”. También “saben demasiado”, además de tener familia, créditos hipotecarios, hijos en edad escolar y una necesidad enfermiza de vivir como burgués, a pesar de discursear como socialista.

En este aspecto la Nueva Mediocridad se ha manejado mal, muy mal. A sus sicarios Martelli y Jorratt, ni los asesinó (porque no pueden), ni los protegió (porque tampoco pueden). Los dejaron a su suerte, y por eso comenzaron a hablar.


Martelli ya entregó antecedentes de boletas del círculo íntimo de la Claudia, solo faltan las de esta última. Jorrat ya confesó presiones desde el Ministerio del Interior (Pencailillo) para no entregar las facturas y boletas de SQM relacionadas con próceres de la izquierda. La Nueva Mediocridad ya no es capaz de proteger a los suyos, con esto ha creado un vacío de poder, por lo que cada uno intenta salvarse solo.

jueves, 21 de mayo de 2015

EL VIVO Y EL MUERTO.

El 21 de mayo es un día bien especial, muy chileno. En primer lugar, celebramos el combate que se perdió, no el que se ganó. Es cierto, Prat fue valiente, pero Condell no fue menos valiente, aunque el panteón de los héroes necesita muertes feroces para mantener el mito.

Esto de festejar a la víctima, al perdedor, al más débil, es lo muy chileno; al mismo tiempo que relegar a los exitosos al olvido. No gustan los exitosos en Barbarilandia, menos aun si el éxito fue producto de ganar algo “con las patas y el buche”. Para el imaginario nacional, un empresario, por ejemplo, generalmente se hace rico explotando al pobre; Condell hundió la Independencia “de pura cuea”. El chileno medio no soporta estas cosas, la envidia, el chaqueteo, en fin. Michimalonco quemaba ciudades por considerarlas, tal vez, demasiado avanzadas. ¿Qué se creían estos españoles viviendo en casas?.

En el mundo civilizado esto no funciona así. Por ejemplo, en España existen monumentos a Colon, descubridor del nuevo mundo; a Pizarro y Cortez, conquistadores geniales; a Cervantes, incluidos sus famosos personajes. El Cid Campeador, de quien se dice ganó una batalla después de muerto, es leyenda.

Los ingleses recuerdan al Almirante Nelson, quien murió en Trafalgar, batalla que ganó y definió la supremacía de la isla por los siguientes dos siglos.

¿Y en Barbarilandia, que monumentos tenemos?. Comencemos por el más grosero, el del beodo suicida que destruyó el país. Los principales: Carrera, mandado a matar por O’higgins; O’higgins, a quien se le agradeció la independencia instándolo a renunciar; batalle de La Concepcion: murieron todos; 21 de mayo: más o menos igual; Balmaceda, otro demócrata devenido en dictador con instintos suicidas. Los chilenos festejamos la destrucción, la derrota, el éxito oportunamente abortado, los servicios a la patria mal agradecidos.

Somos especiales los chilenos, nuestras dos principales celebraciones patrias son un poco, digamos, escogidas con pinzas. El día en que el héroe fue el que perdió y el olvidado el que ganó; y el día en que un grupo de chilenos le dijo al rey Fernando VII algo así como: No preocupe jefe, nosotros se lo cuidamos hasta que vuelva. Y cuando don Fernando volvió, el cacharro ya no contaba con ruedas, espejo retrovisor, gata, ni neumático de repuesto, y más encima la pintura estaba rayada.