martes, 29 de julio de 2014

POR SUS OBRAS LOS CONOCEREIS.

“Más allá de mi diplomacia, júzguenme por los hechos”. Eso espetó el ministro Eyzaguirre en la reunión de ICARE, mientras el grupo de empresarios chupasangre escuchaban atentamente.

Juzguémoslo por los hechos entonces.

El ministro Eyzaguirre y su ex jefe Ricardo Lagos crearon el CAE junto a sus amigotes de la Asociación de Bancos. Lagos, además, fue ministro de educación hasta 1992, creando al actual estatuto docente, madre de todos los males de la educación chilena, al entregar el negocio de la educación a un sindicato de profesores comunista. En 1993, solo meses después de suceder a Lagos, el socialista Jorge Arrate, autoriza el financiamiento compartido en la educación básica y media. El tiempo transcurrido entre la salida de un ministro y la entrada del otro y la lentitud con la que funciona el aparato burocrático, revela que Lagos sabía de La implementación de esta genial idea neoliberal.

La explosión y ampliacion de universidades para todos los gustos, niveles económicos e inteligencia de los alumnos, fue un intento de igualar, la eterna idea que ronda las cabezas socialistas, como las de Eyzaguirre. Le llaman ingeniería social.

La Comisión Nacional de Acreditación Universitaria (CNA), fue creada durante la presidencia de Michelle Bachelet, actual jefa del ministro Eyzaguirre, en octubre de 2006 y publicada en el Diario Oficial el 17 de noviembre del mismo año. Esta comisión, aparte de crear corrupción, permitió, de facto, el lucro en las universidades. Si revisamos la fecha de creación de esta entidad, podemos comprobar que fue siete meses después de que Lagos y Eyzaguirre finalizaran su trabajo como presidente y ministro de Hacienda. ¿Nada sabían de esto?.

Durante la gestión de Lagos-Eyzaguirre, se cambia la PAA (prueba de aptitud académica) por la PSU. Ya no se miden aptitudes, se comienzan a medir conocimientos, los mismos que decide o no decide incluir en el programa educacional el gobierno de turno. El lavado cerebral es un hecho y la degradación de la educación en pos de la igualdad es una realidad.

Este no es el “modelo heredado de la dictadura”, es el “modelo heredado del socialismo”, el que busca igualdad a todo evento, en lugar de buscar una calidad que, obviamente, diferencia, por lo tanto ante las ideas socialistas, discrimina y crea desigualdad.


Los socialistas se jactaban encantados por los millones de chilenos que son los primeros de su familia en asistir a la universidad. Aun recuerdo los discursos, los abrazos y las lágrimas rodando por sus socialistas mejillas. Hoy queman lo que ayer (hace solo unos años atrás) adoraron. 

lunes, 28 de julio de 2014

EN BUSCA DE LA GLORIA.

La Nueva Alcantarilla está buscando presidenciable, aunque solo llevamos cuatro meses de gobierno popular, igualitario y progresista, es cierto. ¿Y?. El objetivo de todo político el ganar las elección para no perderlas. Ya ganaron la del 2013, este gobierno ya es pasado. Ahora hay que pensar en el futuro o la amarga cesantía puede asolar sus palacetes de San Damián.

MEO, como dijo Andrés Velasco, está patológicamente interesado en la presidencia. Tal vez sueña con guiar la revolución por un camino sin salida para luego pegarse un tiro a lo Balmaceda o Allende, y así hacerse merecedor de estatuas y un nuevo cambio de nombre en la avenida 11 de Septiembre. ¿Nos juntamos en Ricardo Lyon con MEO?.

Velasco coquetea con la DC, los socialistas no marxistas, los electores de derecha desencantados de la nueva derecha, los que temen una revolución y los zurdos caviar. Sumando y restando, el hombre puede dar una sorpresa. Votar por Velasco sería hacerlo por el mal menor, el mal mayor es Piñera y su séquito de mascotas y paniaguados. Además, Velasco es decente y Piñera un truhan.

También es pre candidato el mayor gánster de la política chilena, quien deja al payaso ególatra a la altura de San Francisco de Asís. El siniestro Guido Girardi. Él sabe que una mayoría de chilenos no lo quiere de presidente, aunque también sabe que logrando hacerse del suficiente poder dentro de la jauría zurda, puede ser el candidato de la pandilla. Solo necesita ir dejando a sus rivales a la vera del camino tratando de que parezca un accidente, y si no lo parece, mala suerte nomas. Una vez ahí el populacho bárbaro lo apoyará a cambio de regalías y promesas de venganza. Al populacho bárbaro hay una sola cosa que lo excita más que un regalo, ver como un “rico” es destruido. Si Girardi llega a la presidencia, no la suelta nunca más.


Es por esto que el hombre de calcetines y corazón rojo anda medio desaparecido, cuida su imagen. El vocero de don Girardi es el senador de la retroexcavadora, Jaime Quintana, quien las oficia de niña de mano del macuco. Quintana está donde está gracias a su padrino político y lo agradece. Cuando escuchen vociferar a Quintana, recuerden que es Girardi el que habla. 

domingo, 27 de julio de 2014

DUDAS.

La Junta Nacional DC ratificó la postura de Walker y Martínez sobre la relación con el gobierno, consistente en ser amigos aunque no incondicionales. ¿Un matrimonio por conveniencia?. El Dios DC diría que es pecado mortal. Matrimonio, hijos y el divorcio redactado “por siaca”. Un matrimonio moderno.

Por su parte, la UDI populista toma el camino opuesto al encaminarse hacia un proceso revisionista. ¿Qué hacemos con la dictadura (ex gobierno militar)?. ¿Qué hacemos con el SI–NO?. Algún día debatirán sobre qué hacer con Jaime Guzmán, la economía de mercado y las libertades individuales. La UDI puede terminar entregada a Dios, la calle y Adimark. Ya está cuasi entregada a Piñera.

Es la relación de amor y odio entre unos y otros. La DC y la izquierda; la UDI y las encuestas; todos con la calle y todos con el poder. ¡Es la democracia!. La de los acuerdos y la de la retroexcavadora, todos juntos, todos revueltos. Todos enemigos pero amistosos de cuando en cuando. Todo depende. Todos necesitándose mutuamente y odiándose a la vez. Son Carrera y O’higgins; Pipiolos y Pelucones; Freire y Prieto jugándose en Lircay el presente y el futuro. Balmaceda y Allende, instaurando su propia democracia a través de una dictadura. Es el despotismo semi, o bien semi ilustrado a la chilena. Todo para el pueblo, pero nada con el pueblo. El pueblo que vote, que entregue su libertad, su plata y su vida en nombre de un sueño para ellos y un buen negocio para los que mandan en su nombre.

Las dudas de la DC. Entregarse a la revolución y perder los votos. Las dudas de la izquierda, retro excavar su propia tumba en nombre de la igualdad y los derechos de los que no tienen nada y nunca tendrán. Las dudas de la derecha, ser o no ser, he ahí el dilema.

¡Ser, o no ser, es la cuestión!—¿Qué debe
más dignamente optar el alma noble
entre sufrir de la fortuna impía
el porfiador rigor, o rebelarse
contra un mar de desdichas, y afrontándolo
desaparecer con ellas?

Ser o no ser... He ahí el dilema.
¿Qué es mejor para el alma,
sufrir insultos de Fortuna, golpes, dardos,
o levantarse en armas contra el océano del mal,
y oponerse a él y que así cesen?

Ser o no ser, todo el problema es ése
¿qué es más noble al espíritu, sufrir
golpes y dardos de la airada suerte,
o tomar armas contra un mar de angustias
y darles fin luchando?








sábado, 26 de julio de 2014

GRACIAS MAESTRO.

Desde el inicio de los multifondos de las AFPs (2002), el fondo con mayor participación en renta variable (A), incremento en 3,2 veces cada peso ahorrado inicialmente; por su parte, el fondo con mayor exposición a renta fija (E) aumento su patrimonio en 2,4 veces. ¿Qué significa esto para los chilenos explotados por el sistema neoliberal y las AFPs que nos roban descaradamente?. Dos cosas. Una: Que las AFPs, lejos de robarnos, nos hacen más ricos. Dos: Que el sistema de capitalización no solo no encamina al país a la ruina, además, entrega mejores pensiones comparado con cuotas mensuales idénticas. Lean: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-07-25&dtB=26-07-2014%200:00:00&PaginaId=7&bodyid=2

El sistema de reparto, considera la cotización previsional como un impuesto al trabajo; es el mismo criterio que utilizó ayer la directora de Fonasa (el dinero no es del trabajador, va a un pozo ¿sin fondo? manejado por el estado). En el sistema de salud mi dinero sirve para financiar la salud de alguien que no aportó al sistema o aportó en menor medida, y en el sistema de pensiones el dinero del trabajador actual sirve para financiar la pensión del jubilado actual. En resumen, todos lucran del dinero ajeno, por lo que el incentivo es no imponer, no trabajar o hacerlo en negro (es más lucrativo ser pobre o desempleado).

Las pensiones obtenidas en un sistema de capitalización están en relación al porcentaje del sueldo aportado (en Chile es el 10%) y a la rentabilidad de las inversiones, las que acumulan rentabilidad sobre rentabilidad, lo que se llama “interés compuesto”. Es decir: En 2002 alguien aportó $1.000.000, y una rentabilidad anual del 8% significa que ese aporte inicial se transforma en un año en $1.080.000. ¿Esto queda claro, verdad?.

Aquí viene lo bueno: El segundo año, si la rentabilidad es también de un 8% (o la que sea), obtendremos ese porcentaje sobre el $1.080.000; es decir, ya no acumulamos $80.000 anual, sino $86.400.
Ejemplo:
Año 2002: $1.000.000 + 8% = $1.080.000.
Año 2003: $1.080.000 + 8% = $1.166.400.
Año 2014: ($1.000.000 + 8% + 8%......12 veces). = $2.518.170.

Ahora fíjense:
Sueldo mínimo año 2002: $111.200. Año 2014: $210.000. (Variación del 89%).
Variación de la rentabilidad del dinero entre 2020 y 2014 gracias al interés compuesto: 151,8%.

¿Qué significa esto?: Si comparamos ambos sistemas y aportamos el mismo porcentaje del sueldo, un sistema de reparto donde el aumento de sueldos es del 89%, entrega menores pensiones que un sistema de capitalización que rentabiliza el dinero en un 151,8%.

Conclusión: Para que un sistema de reparto entregue las mismas pensiones que un sistema de capitalización como el chileno tenemos dos alternativas. Una: Aportar un porcentaje mayor del sueldo, lo que es absurdo, ya que se podría aportar ese mayor porcentaje en un sistema de capitalización obteniendo pensiones aún mayores. Dos: Endeudar el país hasta la insolvencia, con todos los perjuicios que eso trae. En países como los europeos (España es el mejor ejemplo), se aumentaron las cotizaciones y se endeudó el país. Ahí están los resultados.




viernes, 25 de julio de 2014

SISIP PARA EL PUEBLO.

Doña Jeanette Vega, la flamante directora de Fonasa del gobierno que nos llevará directo al paraíso terrenal, ha propuesto la expropiación de parte del sueldo de los abnegados trabajadores chilenos. Según la señora Vega, el 7% del sueldo destinado a salud, “no es propiedad de las personas”, sino que es un impuesto específico a la seguridad social.

El plan del gobierno consiste en terminar con las Isapres por las que parte importante de la población ha optado voluntariamente, y obligar a “quienes más tienen” a cotizar en Fonasa, lugar donde la gente que no cotiza ahí no lo hace porque le parece inferior a las Isapres. El problema de la salud, entonces, se parece al de la educación, para emparejar la cancha no mejorarán lo malo, sino que terminarán con lo bueno. Ya no habrá patines ni para la educación ni para la salud. ¡Que viva la igualdad!.

Me imagino que los humanoides que leen y escriben en este blog fascista, neoliberal, sanguinario, oligarca y rancio opinarán a la ligera que las Isapres son malas y que no le convienen a quienes libremente han optado por ellas, por lo tanto hay que salvar a los pobres ignorantes que no quieren Fonasa, obligándolos a imponer en Fonasa. Por eso son humanoides. Por eso están en Fonasa y por eso reclaman por la atención y la calidad de la salud estatal que pretenden masificar a todo el mundo.

El pobrecito de Rafael Caviedes, secretario ejecutivo de la Asociación de Isapres, asegura, y con razón, que: “La cotización en salud es de la persona. Por eso los excesos y los excedentes se devuelven a los afiliados, porque la cotización en salud es de los trabajadores”. Y el pobrecito representante de la Isapre Colmena declaró que: “El que pretenda expropiar ese 7% y destinarlo a un fondo común de Fonasa, vulnera el derecho constitucional de los afiliados a disponer del destino de su cotización”.

¿Pobrecitos, verdad?. Podrían explicarle a estas dos almas ingenuas que esta pequeña piedra en el camino hacia la tierra prometida donde manará la leche, la miel y la salud estatal se soluciona cambiando la constitución, en la parte donde dice que lo de alguien es de ese alguien, por una frase donde diga que lo de alguien ahora es de otro. Ese otro es el pueblo, el pueblo es la mascota del Estado y el Estado es de propiedad de los políticos. Entonces, ¿de quienes serán las cosas que antes eran de alguien?. Respuesta: de los políticos. Los que por su puesto harán uso de ellas de acuerdo a las encuestas y a la proximidad de las elecciones, no sin antes pegar el manotazo de rigor a punta de papers, informes, asesorías y pegas públicas para toda la parentela, todo esto financiado con ese 7% que antes era de alguien y ahora es de ellos.

 Vislumbro una solución en el horizonte de Barbarilandia. Terminamos también con el Fondo Nacional de Salud (FONASA), y creamos el Sistema Integrado de Salud Igualitaria y Popular (SISIP). Así nadie puede decir que lo obligaron a estar en Fonasa. Luego le decimos al populacho bárbaro que el SISIP está recomendado por la OCDE, y como el populacho no lee los diarios, no habrá necesidad de explicarles que eran las ISEPRES, que era FONASA, que es la OCDE y que el SISIP es lo mismo que Fonasa pero con otro nombre. Así quedan todos contentos. ¡Y asunto arreglado!.

jueves, 24 de julio de 2014

PAUSA ESTRATEGICA.

Eyzaguirre es un “compañero de ruta” que sirve a la revolución, de ahí a convertirse en “tonto útil” hay solo un paso.

La reforma educacional, sea lo que sea que signifique, no es un objetivo del gobierno, nunca lo fue. Es más, el actual sistema fue impulsado por la Concertación, precisamente mientras el actual ministro anti patines las oficiaba en la cartera de Hacienda. ¿Les suena el copago y el CAE?. Es parte del “modelo heredado de la Concertación”.

De no ser por la revolución marxista organizada desde Cuba y Venezuela, todo seguiría igual. ¿Y entonces, que quiere la Nueva Alcantarilla?. Bien simple, quiere ganar la próxima elección ya que la alternativa es perderla, lo que es peor. Como vemos, es la misma teoría que utiliza el payaso ególatra, los nuevos derechistas y los bacheletistas aliancistas.

Así las cosas, las encuestas mandan, por lo que el gobierno no tendría dificultad alguna en implementar las medidas razonadas por la calle sobre un paradero de micros, si eso los eleva a la categoría de demócratas, igualitarios y populares. Eyzaguirre podría terminar con los patines ajenos en un dos por tres, con gusto y para la foto. Las encuestas, sin embargo, dicen otra cosa.

¿Qué hacemos entonces?. Se preguntan acongojados los revolucionarios de juguete refugiados en Morandé con Moneda. Pues seguir las encuestas, le recomiendan sus asesores, el segundo piso, y todo zurdo bien plantado que pretende seguir viviendo en Las Condes y vacacionando en Cachagua.

La revolución está en pausa, por el momento. No es negocio para nadie implementar medidas igualitarias anti encuestas. Que cuatro años no es nada, que febril la mirada, errante en las sombras, te busca y te nombra. Vivir... con el alma aferrada a un dulce recuerdo que lloro otra vez... En cuatro años no se hace fortuna, ni se retro excava nada, ni se junta para la jubilación. Eyzaguirre retrocede tácticamente para luego continuar avanzando. Ya vendrán cuatro años más, y luego otros cuatro. No hay apuro, la revolución puede esperar. Ya lo sabemos: Primero el gobierno, luego el poder y por último la revolución…Si las encuestas lo permiten, claro.




miércoles, 23 de julio de 2014

NO DEJA DE SER...

Si algo claro hay en este país en estado de semi barbarie, es que no tenemos terrorismo. Lo dicen nuestras autoridades morales del PC, el INDH y honorables tribunos como don “Wikipedia” Navarro. ¡¿Entendieron, tropa de fascistas?!. Por lo tanto, no quiero escuchar ninguna opinión discordante sobre la bomba en el Metro, la que pusieron en la iglesia y los incendios simultáneos de varios automóviles en Ñuñoa, San Miguel y Viña del Mar.

Los panfletos reivindicativos del “caso bombas”, el atentado a la iglesia Santa Ana, el de los pobres cabros a los que les colgaron el suicidio en la vía publica del cabo Moyano y el de los dos cabros inocentes que están sufriendo un burdo montaje neoliberal en España, son detalles. Además, se nota a leguas la mano de la CIA, la CNI, la DINA, la UDI, el imperio, Hitler, Pinochet, el Mamo y el doctor Price y su jeringa con talio. El montaje neoliberal es un hecho.

En todo caso, el Ministro del Interior, Rodrigo Pañailillo, tomó cartas en el asunto al reunir en una misma habitación y alrededor de una misma mesa al capo de Carabineros, al super capo de la PDI y al super capísimo de la ANI, a quienes les ordenó "aumentar el trabajo preventivo" y "fortalecer trabajos de inteligencia". Y como si esto fuera poco, el aguachado de la ayudista se comprometió a enviar en los próximos 60 días un proyecto que "moderniza la ley antiterrorista”, aunque no se para qué si en Chile ya sabemos no hay terrorismo. Otra ley absurda.

Esto de vivir en un país sin terrorismo es una gran ventaja, al menos uno puede tomar el Metro con tranquilidad sabiendo que si le explota una bomba no fue una bomba terrorista; no hay nada mejor que morir por causas naturales, lo que por supuesto no deja de ser. Podemos dejar los autos estacionados en plena calle sin temor a que alguna reivindicación terrorista nos deje a pata, a lo sumo nos podrán robar la joyita para venderla por partes en Diez de Julio, lo que tampoco deja de ser. Y como ya casi nadie va a la iglesia, salvo que sea para quemar alguna imagen divina, acusar a algún párroco pedófilo, balbucear en favor del aborto o robarse la alcancía del cura para comprar chelas, los montajes bombásticos en el altar no nos afectan mucho que digamos, lo que ya saben, no deja de ser.

No hay como vivir tranquilos. Debe ser porque estamos en la OCDE,... lo que no deja de ser.