El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo. La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


Síganme en twitter: @BLOGDEMAXIMO


domingo, 30 de agosto de 2015

CERTIDUMBRE A LA CHILENA.

Don Rodrigo Valdés, nuestro revolucionario ministro de Hacienda de centro, asegura que Chile está preparado para lo que viene, y al parecer se nos vienen encima unos cuantos años de vacas flacas, sino raquíticas. Antes de la crisis asiática nos anunciaron que estábamos “blindados”, Pinochet proclamó por televisión que el dólar no subiría de $39, y si nos vamos un poco más atrás, recordemos a que don Fernando VII le ofrecieron cuidar el boliche por un par de días y llevamos más de dos siglos haciéndonos los suecos…de América, claro.

El ministro de Energía, mi tocayo Pacheco, quien se supone no es de centro sino de izquierda, por eso es amigo personal del compañero Andrónico y por lo mismo tiene pega en el gobierno de la Claudia, nos trata de convencer que “estamos trabajando para darle a esta economía más certidumbre”. Supongo que se refiere al abnegado trabajo que desempeñan los fanáticos de palacio en sus intentos de modificar la ley educacional, la tributaria, la laboral y por supuesto la constitución heredada de la dictadura. Tenemos certidumbre a raudales.

Si confiamos en las palabras de tan ilustres personeros de la Nueva Mediocridad, es hora de invertir a ojos cerrados. Yo les creo, obvio, por lo que les contare mis planes de inversión.

En primer lugar, me reportaré en Ahumada 251 para solicitar un crédito sin respaldo de activos ni fiador y codeudor solidario. Lo pediré en dólares, si estamos tan fantásticos, demás que la moneda del imperio llega a $400 y gano plata solo con la pasada. ¿Y en que invierto en este país con tanta certidumbre? Elijan.

Un colegio; una universidad; un fundo en Temuco; un camión para trasportar madera; en acciones de Banmédica; en algún comercio en Plaza Italia o Los Héroes; en una parcelita respaldada por la nueva ley de aguas que nos traerá certidumbre; en algo intensivo en mano de obra barata, o tal vez compre alguna oficina en providencia o algún departamento en Las Condes para la renta, aprovechando que no tenemos burbuja inmobiliaria y los precios seguirán subiendo un 20% anual hasta el infinito.


No, mejor que no. Prefiero ir a la segura y comprar algunas acciones de cualquier compañía del grupo Luksic. Ustedes saben…el hombre tiene buen ojo y mejor olfato.

sábado, 29 de agosto de 2015

TE INVITO A MI BAUTIZO.

¿En que anda la derecha? Dicen que están buscando un nombre para la criatura. Esta criatura tiene cuatro padres, ninguno se declara de derecha, ni de izquierda. Algunos son de centro, otros son de centro derecha, otros son humanistas cristianos, otros guardan silencio, otros buscan pega y otros iban pasando por ahí y se quedaron a falta de mejores perspectivas. El bautizo se espera para los próximos días.

La criatura aún no sabe caminar, ni gatear, ni menos aún hacia dónde ir. Lo único claro es que no va hacia la derecha. Dicen que intentan quedarse en el centro, es decir, no van hacia ninguna parte. Se van a quedar ahí parados, ni muy allá ni muy acá, y desde ahí verán la vida pasar. Desde esa posición de privilegio criticarán a todos; a la derecha por no arrepentirse de apoyar a la Dictablanda, a la izquierda por no arrepentirse de apoyar a los cubanos y coreanos del norte (hasta ahí llega su comprensión del mundo), y a la DC por no arrepentirse de apoyar a la Nueva Mediocridad y ser de centro izquierda en lugar de centro derecha, aunque nunca definen que es una cosa o la otra.

La derecha entonces, propone dedicarse a hacer menos mal lo que los otros hacen mal y “más mejol” lo que otros hacen “menos mejol”. Son capos estos gallos. Ya saben, van a subir los impuestos pero no tanto, van a criticar a los terroristas pero sin encerrarlos y van a criticar los supuestos abusos pero sin dejar de abusar. Por eso son de centro, ni muy allá porque está muy frio ni muy acá porque está muy caliente.

Claro que tienen un gran problema, el nombre de la criatura. La DC ya dijo que es de centro, de ese tipo de centro en que si bien es cierto que algo es algo, no es menos cierto que no es ese algo; Fra Fra aseguraba ser de “centro-centro”, tan de centro que era capaz, según su confesión, de solucionar casi cualquier cosa en cinco minutos; Allamand pretende ser de centro derecha pero lo que diga Allamand no le importa a nadie, menos a Piñera que lo deja ser su amigo para que no se amurre y se ponga a chillar su frustración; Velasco es de centro izquierda, aunque para cobrar veinte millones por un almuerzo no tiene remordimientos; desde que llego Larraín a la testera del partido, la UDI también es de centro, o al menos lo es su presidente, definición algo ambigua ya que no define de qué tipo de centro es, tal vez intenta jugar al misterio o a confundir a la competencia, aunque solo logra confundir a sus seguidores. En fin..., por eso es tan difícil bautizar a la criatura de centro de cuatro padres, todos los nombres están copados.

Los nombres deben significar algo. Antiguamente al primogénito lo bautizaban con el nombre del padre en un intento de emular a la realeza, supongo. Era costumbre. Los nombres de teleseries siempre han hecho furor, la protagonista que llegaba desde Michoacán a Ciudad de México con su maletita, dos o tres pilchas y una estatua de la Virgen de Guadalupe “la llevaba”. Hoy son “grito y plata”, como diría la Claudia, Onur, Sherezade y otras novedades turcas. En las poblaciones son más “choriflai” para los nombres, ahí encontramos legiones de Brayatan, Maikol, Brittney y otros ingenios de difícil explicación. Los que suponen pertenecer al 1% más rico, aunque no sea verdad, “dignifican” la descendencia con nombres que según ellos simulan a la oligarquía rancia (como diría el finado), Isidora, Isadora y otras tipos de “dora”, Matías (como Cousiño), Silvestre (como Ochagavía), Tomas (como Urmeneta), y demás nombres viníferos, aunque los apellidos no acompañen mucho a la causa dignificadora.

En eso está la derecha, que si bien no es derecha intenta no dejar de serlo aunque sea un poco, y si bien es cierto que ha renunciado a sus ideas trata de disimularlo, y a pesar de estar arrepentida no nos dice de que exactamente y si bien abrazan banderas no las abrazan con tanto amor. En eso está la derecha, buscando un nombre que la represente, y como no saben que ni a quien representan no pueden encontrar el nombre. Les deseo suerte.



viernes, 28 de agosto de 2015

BURGOS, ALEUY Y ORREGO.

Lo de ayer fue una comedia de errores, …o tal vez no. No sé si los Tres Chiflados de Palacio pensaban que los camioneros también sentirían temor, si también son unos vendidos como los políticos de la ex derecha y los empresarios que se pasaron al bando de la Alianza Público Privada, o si en definitiva se retirarían con la cola entre las piernas.

También podemos pensar que nuestros Larry Curly y Moe criollos solo intentaron ganar tiempo. No querían a los camioneros por la Alameda a plena luz del día paseándose como Pedro por su casa entre vítores de los transeúntes y cámaras de teléfonos celulares que luego virilizarían el periplo camionero.

De cualquier forma, el resultado fue un fracaso para el gobierno marxista de la Claudia, nuestro supuesto Ministro del Interior de Centro al servicio del marxismo, y el otro par de actores de vodevil. Los canales de televisión finalmente transmitieron todo, el 13 y Mega un poco más, y los canales de extrema izquierda TVN y Chilevisión, a duras penas. Lo que pudo ser solo una anécdota, se transformó en un éxito comunicacional.

Todo Chile se enteró que el gobierno autorizó “manifestaciones pacíficas” de hordas marxista que emboscaron a los camioneros y a Jorge Luchsinger. Democracia con nombre y apellido, lo que en realidad no es más que el inicio de prácticas que acostumbramos ver en países dominados por el “Socialismo del Siglo XXI”. Para el gobierno de extrema izquierda, sus paniaguados y sus grupos de choque, hay muertos buenos y malos. Quien esté en contra de la revolución es un contrarrevolucionario, por lo tanto deben destruirlo.

Si el gobierno es capaz de emplear un decreto de último minuto, es decir, volver a utilizar el aparato estatal para someter a opositores, tal como han utilizado al Ministerio del Interior, el SII y la Fiscalía, entre otros, imagínense que serán capaces de hacer el día en que modifiquen la constitución entre batucadas, correrías en pelota en Plaza Italia y “cabildos” conformados por lumpen y terroristas.

Estamos dados…



jueves, 27 de agosto de 2015

WISHFUL THINKING.

Jorge Burgos reconoce, obligado por las circunstancias, el fracaso del Estado en La Araucanía. Se refiere por supuesto, a los atentados terroristas en que según dicen las malas lenguas que no por malas están equivocadas, participan jóvenes idealistas relacionados o influenciados activa o ideológicamente por el PC, las FARC, la ETA y por supuesto la infaltable Compañía de Jesús.

Burgos está equivocado, el Estado no ha fracasado porque jamás ha intervenido con la intención de terminar este asunto. El Estado ha sido al menos “cómplice pasivo” y por momentos activo en la mal llamada “causa mapuche”. Recordemos que los indígenas están siendo utilizados en toda Latinoamérica por el marxismo con la finalidad de promover su revolución. Ya casi no quedan proletarios en este país, gracias al “modelo heredado de la dictadura”, los indígenas son los últimos pobres de solemnidad y por lo tanto sus cerebros son campo fértil para vaciar los panfletos ideológicos preparados por “intelectuales de izquierda”. Nuestro ministro de centro al servicio del gobierno marxista que añora la ex RDA, es también un cómplice de esto.

Por su parte, el flamante nuevo Intendente de la Región de La Araucanía, don  Andrés Jouannet, declaró: "Quiero descartar que en esta región haya terrorismo". Esto implica que somos el único lugar del mundo donde a pesar de estar actuando grupos terroristas, no hay terrorismo; algo que ya nos anunció Nuestra Señora de los Milagros a propósito del bombazo en el Metro de Santiago, al declarar algo así como que si bien el bombazo fue un acto terrorista, no hay terrorismo. En fin…

Burgos y Aleuy, los lugartenientes de la Claudia, impidieron el paso de los trece camiones al centro de Santiago. Dicen que existe un decreto, que no se posible, que como se les ocurre, que ahora sí que es tiempo de conversar, que pueden armar un taco, y más encima los culpan del atochamiento en la carretera que fue provocado por no dejarlos pasar, porque si pasan no hay atochamiento. Un circo.

La Alameda ya es parte del inventario de los indios comunistas, estudiantes comunistas, de la “diversidad sexual” comunista, profesores comunistas, empleados públicos comunistas, seudo ambientalistas comunistas y un largo etcétera de comunistas. Estos rojelios hacen y deshacen matiné, vermouth y desde que llegó el Intendente Orrego, también en función nocturna. Estos gallos no molestan en nada, no causan tacos, no rompen propiedad pública y privada ni les pegan a los pacos. Por eso los dejan “manifestarse pacíficamente”, no como a estos camioneros fascistas neoliberales que alegan por actos terroristas en un país sin terrorismo.


Como diría la Claudia, es puro Wishful thinking

miércoles, 26 de agosto de 2015

CIEGOS, SORDOS Y MUDOS.

Hasta donde sé, no hay ningún político de la oposición socialdemócrata referirse a la caravana de los camioneros; no quieren líos con el gobierno marxista de la compañera Michelle. Las portadas de los tres diarios de Cristiancito, el con Síndrome de Estocolmo, tampoco se refieren al tema. ¿Ven que a nadie le importa el asunto?.

Dicen las malas lenguas, en este caso los soliviantados twiteros de derecha, esos que chillan de lo lindo cada vez que el gobierno de la Claudia baja su aprobación un 1% y guardan sepulcral silencio cuando sube un 1%, que la autoridad envió a Carabineros de Chile con la triste misión de impedir el ingreso de los camioneros a las ciudades y evitar que carguen petróleo. Los pacos están resguardando bombas de bencina en lugar de perseguir a los malos. Si la ex derecha no aprovecha esta oportunidad para hociconear, aunque sea un poco, no sé cuándo lo harán. Supongo que nunca.

Como pueden apreciar mis estimados amigos pinocheteros y mis estimados amigotes humanoides, la oposición no quiere terminar de liquidar a la Claudia, una presa fácil de destruir si se lo proponen. Después de todo, la Claudia es parte de la Alianza Público Privada, la organización gansteril formada por los “Poderosos de Siempre” y los “Señores Políticos” que ha dirigido el país durante las últimas dos décadas. Todos estos personajes son parte del mismo “modelo”, no el “heredado de la dictadura” sino el de esa Alianza Socialdemócrata de un gobierno y una oposición que vivieron amancebados. Esa que concentró la economía, agrandó el estado cafiche, nos llenó de leyes hechas a la medida de quienes participaban del acuerdo. Los mismos que se enriquecieron mientras dejaban algunas migajas para que el resto de la población jugara a ser “rica” solo porque ya no era pobre de solemnidad.  


Nadie quiere líos con los comunistas, ni el gobierno ni la oposición. Los primeros los toleran en el gobierno para no tenerlos en las calles vociferando consignas y los segundos también. Los camioneros, los agricultores de la Araucanía y cualquier fulano no perteneciente a la “Alianza Público Privada” que mueva un poco el piso o pretenda crear conciencia pública de lo que está pasando en el Chile real, no es bien recibido por quienes se apropiaron del país. ¿Qué se han creído estos rotos?.  

martes, 25 de agosto de 2015

MARCHANDO SIN DESTINO.

Han armado una cuática muy grande con la “marcha de los camioneros”, como si a alguien le importara realmente lo que le pase a otro. En Chile y en gran parte del mundo, el “otro” es solo el tipo que paga los impuestos para que “uno” pueda vivir sin trabajar o trabajando en la medida de lo justo y necesario. ¿No ven que uno tienen necesidades, ah?.

Al populacho bárbaro no le importa que los propietarios de colegios y universidades pierdan su inversión si eso implica estudiar gratis. Ni le importa que ese otro, generalmente caricaturizado como un “rico” pague más impuestos si eso les permite colocar el platillo. Ni que los milicos estén tras las rejas por “secuestro permanente”, por “haber estado ahí” o porque “no pudo más que haber sabido” algo que no sabemos si supo o no. Ni le interesa que a alguien le quemen su camión si eso ocurre más allá de tres cuadras de su propia casa. Menos aun si le queman maquinaria a la empresa forestal del rico que paga impuestos para que su hijo estudie.

La mayoría de la gente adolece de la suficiente calidad ética y moral para vivir sin pisotear al resto, y “triunfar en la vida” (a propósito, ¿qué es eso realmente?) sin engañar ni manipular a los demás. Ni hablar de vivir y dejar vivir. Y ni se les ocurra explicarles que los actos que ellos critican en otros, no los ejecuten ellos mismos; lo entienden, pero no quieren escuchar. La mayoría de la gente es como las huifas.

¿A quién le importa realmente un camión quemado? Supongo que a casi nadie. Es por esta razón que la gallá apoyó el programa que hoy no apoya, se dieron cuenta que no solo lo financia “otro”, ya sea el propietario de camión quemado o el propietario del colegio expropiado en los hechos, sino ellos mismos, y eso ya no es negocio para el chanta que pretende vivir del trabajo ajeno.

Fíjense que ni el gobierno ni el sindicato de choferes de camiones forestales apoyan a los propietarios de las hoy chatarras humeantes. El gobierno, porque vive del voto de los choferes (y no quiere lios con indios ni comunistas) y los choferes, porque viven de las dádivas del gobierno. Si los camioneros quieren influir realmente, deben tocar el bolsillo del populacho bárbaro y las encuestas del gobierno. Es eso o nada.



lunes, 24 de agosto de 2015

FALTA DE IDEAS GENIALES.

La ex derecha no solo anda carente de ideas políticas, dignidad y valor para reconocerse de derecha (si es que realmente lo son, claro), ahora pretenden bautizar la nueva agrupación de partidos, que son los mismos partidos y la misma gente, como “Levantemos Chile”, un plagio de aquella agrupación de almas caritativas. Si a estos fulanos no les da ni para inventar el nombre de su bolsa de gatos, quiere decir que están peor de lo que pensamos.  

Ya sabemos que gobernaron “abrazando las banderas de la Concertación”, entre ellas, aumentando los impuestos, encerrando militares y declarando a la revolución comunista como “noble, grande y hermosa”. Siguen abrazando ideas ajenas.  

De todas formas el nombre no va a hacer realidad la fantasía porque no van a levantar a ningún Chile, porque así como van no van a ganar la elección, y porque a este Chile retroexcavado no lo levantan ni con una grúa.  

Si el payaso ególatra llega a ganar la elección, a los cinco minutos va a tener a toda la jauría en la calle reclamando por todo: represas, educación, salud, sueldos, Viagra gratuito para los ancianitos, Isapres, AFPs, igualdad, la demolición del Mall de Castro y el Costanera Center, derechos humanos, contaminación de ríos y desnutrición de perros callejeros. Antes de tres meses las encuestas de aprobación estarán en el 20% y el gobierno de “Levantemos Chile” habrá terminado, porque no se va a volver a levantar más.

Así le pasó a la Claudia y su “Nueva Mayoría”, vendieron la pomada de la igualdad, la decencia, la autoridad moral y el regalo compulsivo, hasta que los pillaron con las manos en el cajón y hasta ahí llegó el asunto.

Esto de confundir la política con una campaña de marketing como la de la Coca Cola o alguna multitienda, no tiene futuro. En estos casos no basta regalarle puntos a la vieja que compra tallarines en el Líder, para que luego los cambie por un Calugón Pelayo, ni un viaje al Quisco en Tur Bus al que junte diez tapas marcadas con la frase “el viaje de tus sueños”. El que solo engrupe y no educa a la gente, no puede gobernar. Pero vayan ustedes a hacerlos entender.