El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo. La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


Síganme en twitter: @BLOGDEMAXIMO


lunes, 3 de agosto de 2015

EL MINISTRO TIENE RAZON.

La ex derecha y las personas de derecha siguen solazándose con la caída libre de la Claudia. Sin embargo, al gobierno parece no preocuparle el asunto, o al menos eso dicen y tal vez es cierto. Una cosa es que no les guste la situación y otra muy distinta es cambiar de opinión sobre el "Chile que Todos Queremos".

El ministro Secretario General de Gobierno, el farandulero Marcelo Díaz, anunció hoy varias cosas, que como sabemos, pueden ser ciertas o no, aunque tan perdido no anda el hombre..

Dice el ministro: El gobierno no va a renunciar al programa. Cierto, el programa sigue adelante “por la buenas o por las malas”, en este gobierno y en el que sigue. Según Díaz, la encuesta “es una señal de que tenemos que reforzar nuestro trabajo, nuestro compromiso”. ¿Ven que el programa sigue adelante?.

“Lo importante, más allá de las encuestas y de las cifras que estas arrojen, es que los chilenos perciban la acción del Gobierno como lo que queremos, como una acción destinada a mejorar su calidad de vida, que los chilenos vivan cada vez mejor”. ¿Percibe esto la gallá? Obviamente que no, pero no por estar dispuesta a más “Modelo Heredado de la Dictadura”, sino por pretender que el nuevo modelo del “Chile que Todos Queremos” lo pague otro y no ellos. Eso es lo que el gobierno de la Nueva Mediocridad debe cambiar si pretende remontar en las encuestas. ¿Puede y quiere hacerlo? No lo sabemos.  

Díaz continúa: “Si se mira en cualquier encuesta la adhesión a los propósitos que están detrás de las reformas, un sistema de salud acorde a las necesidades de los chilenos, siguen siendo mayoritarios”. ¿Ven que es cierto?, la gallá quiere gratis lo que hoy debe pagar, pero sin perder la calidad. ¡Quieren la utopía!, ni más ni menos.   

Y sigue el ministro: “Si ustedes me preguntan sobre la renuncia al programa, bajo ninguna circunstancia, porque saben lo que significa, renunciar al propósito de disminuir la desigualdad en Chile”. Aquí Díaz tiene toda la razón. Los eligieron para eso, ¿o no?.

Finalmente no cuenta que las malas cifras de la encuesta no son definitivas y que “en la vida no hay nada irreversible, ahora, aunque parezca frase cliché, uno no trabaja pensando en las encuestas, trabaja pensando en los chilenos y en el cómo ellos reciben la acción del Gobierno”. Aquí el farandulero nos dice una verdad y una mentira. Las encuestas no son definitivas, pero ellos trabajan pensando en apernarse en el poder para no perder sus privilegios. 

domingo, 2 de agosto de 2015

MANICOMIO CON VISTA AL MAR.

Barbarilandia es un manicomio con vista al mar. Desde la ventana de la casa de orates podemos admirar un paisaje repleto de contradicciones al por mayor. Una democracia interpretada por ministros de izquierda designados por cuoteo político. Una economía de mercado manejada por una “Alianza Público Privada” gansteril dedicada a formar monopolios y oligopolios coludidos. Observamos además a terroristas reclamando por sus propios derechos humanos, al mismo tiempo que veneran a los tiranos Castro, al bufón de Maduro y al sicópata que regenta  Corea del Norte.

En Barbarilandia nada es como se ve, todo se debe interpretar. Vivimos una fantasía colectiva. Aquí en el manicomio la DC es de izquierda, la derecha es de centro, la izquierda dice creer en el libre mercado, la gran empresa vive amancebada con el gobierno, la doctora no es doctora, solo compró un delantal blanco en Patronato y los únicos que dicen la verdad son los comunistas, y con mucho orgullo.

Y la locura no termina aquí. Pinochet no sabía lo que hacía Contreras, Bachelet no sabía lo que hacía Peailillo, Peailillo no sabía que hacia Jorrat, Allende no sabía lo que hacía el MIR, Aylwin no sabía que los terroristas se arrancarían en helicóptero y Lagos no sabía lo de los sobres billetes, mientras todos sabíamos o al menos nos imaginábamos lo que ellos no sabían ni se imaginaban, y yo me debo saber todas las leyes solo porque una ley lo dice.

Así funciona esto. Existen leyes para los indios, otras para los “movimientos sociales”, otra para los políticos y una diferente para la señora Juanita, el señor Moya, usted y yo. No es lo mismo quemar a la Quintana con su propio bidón de bencina, que al matrimonio Luchsinger o al cajero de turno con el bidón que lleva el pirómano. En Barbarilandia nos multan por encender la chimenea o quemar basura, pero otros pueden quemar un bosque completo, un helicóptero, maquinaria agrícola y viviendas; no es lo mismo capear el frio del invierno que reivindicar una reivindicación reivindicatoria. En Barbarilandia el fuego no es un derecho social, es el privilegio de unos pocos.







sábado, 1 de agosto de 2015

SOMOS MUY QUEMADOS.

Me entretiene mucho leer lo que dicen los políticos. Es como una especie de vodevil de mala muerte. Los protagonistas de tan desesperadas actuaciones nos presentan diariamente danzas acrobáticas, pantomimas, espectáculos de magia, malabarismo, mujeres barbonas, enanos musculosos, perros amaestrados y aspirantes a directores de orquesta. Todo sea por salvar a esta patria tan mancillada.

Como cada uno debe presentar su show y esperar  que el público no lo abuchee, se esmeran en idear espectáculos novedosos, estimulantes, a veces hasta sangrientos. Así, el gobierno es capaz de asegurarnos que las FARC no tienen relación alguna con el PC, y la viejita Matthei nos deleita con una querella en contra de la Virgen de los Milagros, en la que la acusa de encubrimiento en los atentados de la Araucanía. Sabemos, y la Evelyn también lo sabe, que si bien está bastante venida a menos la pobre vieja, jamás va a pisar un tribunal, no si la derecha lo puede impedir. El espectáculo de burlesque no tiene límites.

El mismo gobierno de la ahora candidata a encubridora decidió darle treinta días de plazo al ejército para que entregue una lista de nombres de supuestos atentadores de derechos humanos que aun trabajan para la institución, principalmente los dedicados a quemar viva a la gente. Pero las encuestas aun no suben. Qué diablos.

Mientras tanto, los que quemaron vivo al cajero de Servipag se fueron a sus casas ya que el fiscal no los consideró un peligro para la sociedad, tal vez porque el abnegado servidor público paga sus cuentas por internet desde su oficina fiscal o desde su departamento en el “sector oriente de la capital”. En Chile es un peligro para la sociedad quien tira una boleta ideológicamente falsa, pero no un criminal que asalta un centro de pago premunido de un bidón de bencina y un encendedor. Ya sabemos, además, que el otro pirómano emplumado está autorizado por gendarmería para organizar fiestas, machitunes y actividades extra programáticas en la cárcel donde pasa sus días gracias al finado que le alcanzó a disparar.


Todo esto debe ser parte del inmutable programa de gobierno, no sé si del “Chile que todos Queremos”, o del “Realismo sin Renuncia”, aunque muchos pensamos que son lo mismo.

viernes, 31 de julio de 2015

HERMANOS LATINOAMERICANOS.

Andan todos conmovidos, anonadados e impactados por la “novedosa” noticia que vincula a las FARC con el PC chileno y el terrorismo en la Araucanía. Sí, sin duda Chile es un país básicamente hipócrita y cobarde.

Varias veces escribí sobre este tema y el asunto es como sigue. En España existen procesos judiciales sobre el asunto, estos demuestran que la ETA, las FARC y el gobierno venezolano están asociados y adiestran a grupos terroristas latinoamericanos como por ejemplo, a los fulanos que arrasan día a día con la región de La Araucanía. Está demostrado.

También se ha demostrado el aporte económico e ideológico de Venezuela al partido político “Podemos”, referente marxista equivalente al PRO de MEO. Este partido comunista actúa en forma independiente del partido comunista oficial para distraer al populacho bárbaro que vota por promesas de igualad y asambleas constituyentes, aunque sin la marca del PC.

Si ustedes se fijan en el discurso del PC chileno, el de MEO, los “movimientos sociales”, Podemos, Syriza, Evo Morales, Rafael Correa, La Cámpora y el resto de los ya saben quién, tienen el mismo fondo y tal vez algunas diferencias en la forma, dependiendo del público al que se dirigen y la idiosincrasia de cada país.  

Detrás de todo esto, como sabemos, está la mano cubana, solo basta preguntar a los venezolanos que sufren día a día la invasión de agentes castristas.

El proyecto del autodenominado “Socialismo del Siglo XXI” está claro, el mismo Chávez, Maduro y sus asociados en Chile se han encargado de difundirlo sin tapujos. Una América Latina unida bajo un sistema marxista, el mismo que impera en Venezuela hoy en día.

Como sabemos, estos proyectos totalitarios de corte estalinista dieron paso a otros de tipo gramsciano, aunque aquí en este continente en estado de semi barbarie aún subsiste la opción armada terrorista, y es ahí donde las FARC y la ETA hacen su “aporte”. 

jueves, 30 de julio de 2015

APARECIÓ TATÁN.

Piñera comenzó con su operación retorno. Seguramente ya solucionó el problema de boletas y facturas ideológicamente falsas y el resto de sus últimas situaciones comprometedoras. Hoy espetó: "Es fundamental no paralizar las reformas, pero sí corregirlas”. Como pueden apreciar, el candidato de la derecha (es chiste) se conforma con no mas marxismo duro, le basta con socialismo a la vena. Poca cosa. 

Y la derecha (es chiste, ya se los dije) va a apoyar el socialismo del payaso ególatra por varios motivos. Financiamiento, votos y “realismo político”, lo que significa algo así como “peor es nada”, o “peor es perder”, o si lo prefieren “peor es tener que buscar pega”. En fin, todo hombre tiene su precio.

Conociendo a Tatán I “el turbio”, el candidato de la derecha (ya se los dije, es chiste, no me cambié de bando) hizo su análisis y concluyó que la Claudia y su gobierno de paniaguados está en el piso esperado para los próximos doce meses con sugerencia de “mantener”. Es decir, el payaso supone que Bachelet tocó el piso y hay que salir a comprar.

Ya lo saben, no pienso votar Piñera, aunque uno nunca sabe (también es chiste). Igual hay que reconocerle algo a Tatán, es mejor que Ossandón (siempre voy a preferir a un pragmático antes que un fanático). A Piñera lo mueve su amor por el dinero y la fama mas allá de la muerte, en cambio Ossandón al parecer presenció una epifanía del pulento, y desde ese día trata de crear su propia versión del paraíso terrenal socialcristiano. Una cosa es tener principios, y otra es que estos provengan desde el mas allá. Es peligrosón el hombre. Piñera tiene una ambición y Ossandón tiene una misión.

Igual la derecha (ya saben) no tiene candidato de derecha, mas aun desde que el presidente del partido mas de derecha (se supone) declaró que es de centro o algo por el estilo.

Cualquier día de estos no encontraremos con la derecha situada a la izquierda de MEO (y no es chiste).

miércoles, 29 de julio de 2015

EL MAMO.

Se nos va el Mamo. No se irá al cielo como algunos creen, ni al infierno como otros desean, aunque ellos mismos no crean en el infierno. Se va a morir no más, y punto, igual como los terroristas que mandó a matar, e igual como los militares y carabineros que mandaron a matar los terroristas ¿Ven que es simple el asunto?, el amigo imaginario y el cola de flecha no tienen velas en este entierro.

¿Quién es el Mamo? Un milico como tantos, uno que estudió en la Escuela de las Américas para aprender a hacer lo que hizo y lo destinaron a la DINA por algo. ¿Qué “cualidades” descubrieron en el Mamo sus superiores? ¿Qué convenció a Pinochet para destinarlo a él y no a otro? ¿Coraje?, ¿patriotismo?, ¿sangre fría?, ¿desequilibrio mental?, ¿un poco de todo?.

Pienso que el Mamo fue a Pinochet lo que Peñailillo es a Bachelet, lo que Hinzpeter es a Piñera, lo que Hugo Bravo fue al “Choclo”; un perro fiel que hace el trabajo sucio, a veces mandatado por el amo, otras veces por cuenta propia.

¿Conocía Pinochet las peripecias del Mamo? Probablemente no todas, con seguridad mas de alguna, y sin duda muchas veces no quiso saber porque conocía la respuesta. Al Mamo lo colocoron ahí para hacer lo que hizo, y sin duda lo hizo.

Nunca me gustó el Mamo, a Jaime Guzmán tampoco, a Odlanier Mena menos, pienso que a Pinochet tampoco, ¿pero saben una cosa?, por algo estaba ahí, o no hubiera estado ahí. Las casualidades no existen.

El Mamo ayudó, sin duda, a “extirpar el cáncer marxista” del que nos advirtió el general Gustavo Leigh. No me hubiera gustado ser enemigo del Mamo. Tampoco su amigo. Menos aun su subordinado. Ni su jefe. Pero el Mamo nos salvó de una bien grande donde los muertos que le achacan con o sin razon, hubiesen sido un juego de niños en comparación a lo que pudo ser.

Dicen que el Mamo es una mala persona. Seguramente. Aunque no creo que sea peor que Guillermo Teillier.






martes, 28 de julio de 2015

EL CHILE QUE NO TODOS QUEREMOS.

Ya sabemos de que se trató la reapertura del “caso quemados” y el resto de los recuerdos sobre “las atrocidades cometidas durante la dictadura”. La Claudia está al borde de la interdicción politica y el comité creativo zurdo que transformó a la ayudista de grupos terroristas en una especie de virgen patrona de los abusados por el “modelo heredado de la dictadura”, decidió tirar toda la carne a la parrilla antes de que sea demasiado tarde. Los tiros van hacia la difusión urbi et orbi del Informe Valech.

La Lorena ya está embalada pidiendo sangre fresca y el gobierno dijo que lo están pensando, aunque todos sabemos que si dice algo así significa que ya lo decidieron. ¿qué el informe no se haría público en cincuenta años? Bueno, pero la necesidad tiene cara de hereje.

La difusión de los nombres de los supuestos agresores que se mantiene en secreto y que aparecen ahí solo por la mención de quienes fueron a declarar a cambio de una compensación económica, será algo parecido a una fiesta interminable de funas y ajusticiamientos públicos.

Me imagino que los medios de comunicación difundirán los nombres uno a uno para que el asunto dure unos veinte o treinta años y el negocio dure, dure y dure para siempre. El espectáculo será el éxtasis de la izquierda, una especie de orgía dramática con testigos contando las mas variadas formas de tortura en programas farándula.

Si la Claudia no sube en las encustas con este misil lacrimógeno, es mejor que se retire a sus cuarteles de invierno para siempre.

Por último, propongo como fecha tentativa de la difusión el 11 de septiembre, aunque no creo sea necesario, en palacio ya habrán pensado en eso.