miércoles, 23 de abril de 2014

EL FIN DEL BINOMINAL.

Se acerca el fin del binominal, el sistema electoral heredado de la dictadura, razón suficiente para despreciarlo. El binominal evita la excesiva competencia, por lo tanto, los ofertones excesivos y el excesivo populismo, y eso los politicuchos no lo aceptan…, y el populacho tampoco.
Por consiguiente, evita a atomización de partidos, algunos con una oficina, dos sillas, cuatro timbres y una secretaria.

Además, permite representar a todas las regiones de manera bastante equitativa. ¿No ofrecen regionalización, aquí y ahora?. Pues esta supuesta equidad dará paso a más centralismo con el cambio distrital y el aumento de los cupos. Los Senadores serán 50 y los Diputados 155, según los politicuchos, al mismo costo. ¿Se bajarán el sueldo acaso?.

Y aquí viene lo bueno. El 40% de los candidatos tendrán que ser mujeres. ¿La razón?. Seguramente la igualdad, las encuestas, la demagogia y todo eso.
Estamos a un paso de candidaturas reservadas para aborígenes; homosexuales; nietos de exiliados; pobladores de los tres primeros quintiles; veganos; ambientalistas y negros curiches.

Los politicuchos legislan al son de las encuestas, las tomas, las huelgas y las barricadas, aunque en nombre del pueblo, la señora Juanita y el señor Moya. Le quitan poder a la gente en nombre de la misma gente, y el populacho lo acepta a cambio del próximo bono obtenido de sus propios impuestos. ¡Que viva la igualdad, la sinverguenzura de unos y la ignorancia de los otros!.

La propaganda zurda ha inoculado en la mente de la gallada que no habrá paraíso terrenal, esta vez con fruto del árbol prohibido incluido, ni tierra prometida donde manarán la leche, la miel, los plasmas, las camisetas de Colo Colo y la “U” y los celulares ”touch”, sin antes barrer con la constitución del dictador. Y para allá vamos.

La izquierda ya convenció al populacho bárbaro que nuestros problemas no son provocados por nosotros mismos, nuestra pereza, nuestra ignorancia, nuestra indolencia y nuestro oportunismo. La causa de nuestros problemas son los otros, los que no nos comprenden.

Por eso tenemos que terminar con los otros, los culpables de todos nuestros males y así avanzaremos hacia la creación del hombre nuevo que recobrará el paraíso perdido.



martes, 22 de abril de 2014

EL BONO ARMANI.

No es novedad que le achunte a mis predicciones, ya lo he escrito otras veces. No por ser vidente ni demasiado inteligente, basta con ser escéptico y por lo tanto no creer en absoluto en la raza humana.

Los pobladores de los cerros de Valparaíso están haciendo zumbar las famosas “Gift Card” de 200 lucas que les entregaron a cuenta de los contribuyentes. Poleras de Colo Colo y la “U”, no solo para lucirlas en plena Avenida Pedro Montt mientras le invitan un Choco Fruna a la Britney; además para venderlas a precio rebajado en la cuneta. El lucro en su máxima expresión.

Flaites premunidos de zapatillas Nike; Buzos Adidas; chaquetas de cuero fabricadas por un esclavo muerto de hambre en Bangladesh que deja a un flaite porteño a la altura de Eliodoro Matte; calzoncillos Hugo Boss como los de Chantarisi; calzones Victoria Secret para la amante y alguna pilchita de Prada para la vieja. En todo caso, aunque el flaite se vista de Armani……..ya lo saben.

Ya me imagino qué “sacarán” de las tiendas con el bono de un millón de pesos bautizado como “bono enseres” por la Vieja de los Milagros. LCD de ’60; Nintendos; celulares “touch”aun no conocidos en Japón y USA, para luego cargarlos con una tarjeta de prepago de dos lucas. En fin, la fiesta de los bonos da, en la mentalidad flaite de los porteños bárbaros, como para esperar el próximo incendio igual como se espera al viejo pascuero.

El que llegue a la casa con un colchón para que al cabro chico no lo agarre una pulmonía, una olla y una anafre para hacer la “choca” y un hervidor para hacer la Leche Purita de la guagua, lo van a mandar con cachureos y todo a la misma cresta.

¿Y saben que más?. Le encuentro toda la razón al populacho, total, la leche y el arroz se los regalan en el consultorio; la educación será como las pelotas pero es gratis; la salud, ídem; la mediagua se la regala el “techo” y se las arma un cabro de buena voluntad y harto tiempo libre; les regalaron cerros de tallarines, confort, salsa de tomate, azúcar y otros derechos humanos varios; no pagan contribuciones ni derechos de aseo municipal; la vivienda definitiva se la van a regalar, y más encima están saliendo en la tele. ¿Qué más quieren los huevones?.

Entonces, como las 200 lucas les sobran, no es nada de descabellado gastárselas en una chaqueta Armani como las que usa Arturo Vidal, el guaripola de los flaites. ¿O no?.



lunes, 21 de abril de 2014

MI HIJA CASI UNIVERSITARIA.

El lucro, el famoso lucro. Y la acreditación, la famosa acreditación que no sé qué cresta acredita. De no existir el lucro, nada más podría existir; y si se acreditara solo lo acreditable según rangos OCDE o alguna cosa por el estilo, aquí en barbarilandia no se acreditaría nada. ¿Y para qué acreditan entonces?. Sepa Moya.  

Mi hija, que está en cuarto medio y me asegura que es “humanista” según esas divisiones anacrónicas que se hacen en Chile, está buscando qué estudiar y en qué universidad hacerlo. Decenas de universidades, otras decenas de institutos, miles de carreras con distinto nombre y apellido. Unas universidades son del Cruch, y otras no; unas están acreditadas, y las otras no; unas, aunque está acreditada la universidad, tienen solamente algunas carreras acreditadas, y otras no; otras no acreditan ni una huevá; y otras tiene páginas web como las pelotas y no informan nada. Y así estoy, revisando por internet donde puede estudiar mi hija humanista, lo que al menos es mejor que ser humanoide. ¡Dios me libre!.

Las universidades que le gustan están todas acreditadas, aunque no todas las carreras lo están. ¿Importa? No lo sé. Hasta donde entiendo, la acreditación solo sirve para obtener el CAE o las becas y como según la vieja de los milagros yo soy rico, voy a tener que pagar. Entonces, ¿para qué me preocupo de la acreditación?. Supongo que para nada, aunque en cualquier momento aparece algún marxista en la televisión anunciando que la acreditación es de vida o muerte, y si la universidad está acreditada pero la carrera no, cagamos. Vaya uno a saber.

El asunto va como sigue: La heredera está entre derecho e historia. Yo le digo que de la historia no se come y del derecho se come, aunque primero hay que mamarse una carrera de cinco años que en realidad la sacan en diez. ¿Va a aguantar diez años?. No lo sé, supongo que se va a cabrear antes. Yo no aguantaría ni un solo semestre en una universidad rodeado de huevones, profesores que rara vez saben algo y marxistas interrumpiendo la clase para anunciar puras huevadas y revoluciones (valga la redundancia).

Buscando, me enteré que puede estudiar historia, que es realmente lo que más le gusta, y luego los cabros hacen un magister en alguna huevada de la que se puede comer. Eso dicen al menos.

El problema con los magíster, diplomados, doctorados, MBA y otras leseras como esas que se inventan a diario, es que me pierdo con tanta información, y si a las carreras actuales le agrego todos esos estudios de post grados que lo único que demuestran es que los estudios de pre grado no sirven para nada, me encuentro con un cerro de información. Una paja.

Bueno, luego de anunciar que será abogada, se entusiasmó con estudiar historia y luego hacer un magister de “comunicación estratégica”, aunque mi hija no necesita estudiar ningún magister para comunicar porque nació comunicando, ni le hace falta estudiar derecho para alegar porque lo lleva en la sangre. ¿Serán los genes?... Me refiero a los de la madre, por siaca.

En resumen, esta huevada es como armar un rompecabezas, hay que averiguar si tal carrera vale algo con tal magíster para que así la cabra chica pueda vivir de la huevá. No quiero tener nietos desnutridos ni huevones.  


Así que ya saben estimados amigos fascistas neoliberales y humanoides marxistas, si alguien sabe algo de la carrera de comunicación estratégica, para que sirve o si es puro chamullo, me cuenta, y si no sabe nada, no me cuenta. Se agradece de antemano. 

domingo, 20 de abril de 2014

RECIÉN SE VIENE ENTERANDO.

Como sabemos, existe gente de derecha que no se resiste ante la posibilidad de emitir una frase indiscreta. Hoy fue el turno de Eliodoro Matte.

El sr. Matte se refirió entre otras cosas a los casos de colusión, y no encontró nada mejor que decir: “Fue un despertar violento del que no responsabilizo ni a empresarios ni a la clase política”. Ya lo saben. Matte, emulando a Cantinflas, asegura que “ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario”. Los casos de colusión nacieron por generación espontánea. Así nomás, sin que nadie lo supiera. En Chile el que no es tonto es ciego, y el que no ve es porque no quiere.

Y para más recachas, señaló que no se dieron cuenta a tiempo de que era necesario hacer correcciones y que había mercados muy concentrados. ¡Nadie sabía de los oligopolios y monopolios!, entre ellos, la CMPC de propiedad del sr. Matte y su familia. Tampoco se conocía públicamente de la existencia de Endesa y Colbun, esta última también de propiedad de la familia Matte. Don Eliodoro tiene tanta plata que no sabe cómo la ganó, ni ha tenido tiempo de contarla. Y más encima lo anuncia por la prensa. ¿Qué onda?.

Esta mezcla de hipocresía y descaro es precisamente lo que le hace mal al país. ¿Quién le cree a Matte?. Supongo que nadie.

Esta locura es tal que pretenden hacernos creer que los oligopolios nacieron por arte de magia, que nadie sabía de su existencia –ni siquiera sus propios dueños- y que ni los propietarios de dichos oligopolios ni el gobierno tienen responsabilidad alguna en esta vergüenza nacional. ¿Y de quien cresta es la culpa entonces?. Y digo culpa, ya que los mismos grandes empresarios andan pidiendo perdón por algo que supuestamente no sabían que existía. Se parecen al Senador Larraín que pidió perdón aunque no sabe la razón por la que espera ser perdonado.


En consecuencia, estamos en manos de la izquierda ya que la derecha anda espetando locuras, ridiculeces y pide perdón por lo que sea. Los gusta hacer el ridículo, y más encima nadie les cree. 

sábado, 19 de abril de 2014

ESPERANDO LA LLUVIA.

Volvamos sobre Valparaíso, su incendio, su pobreza y sobre su no-futuro. Mi padre nos contaba hoy en el almuerzo del que recién vengo llegando, que en los ’50 la ciudad llegaba hasta el “camino de cintura”, una especie de límite urbano que nuca se respetó. De ahí hacia arriba, solo poblaciones, algunas legales y la mayoría, tomas. Los incendios siempre fueron recurrentes, y mientras más poblaban los cerros, mas incendios. Obvio.

Hoy, las autoridades de la ciudad, de la región y la Armada, claman porque no vaya más gente a meter sus narices donde no los han llamado; que no manden más comida, y menos yogures, leche, mantequilla y mortadela, ya que no tienen donde guardarla; que no manden más ropa sucia debido a que están al borde de un colapso sanitario. En fin, que se dejen de huevear, que se dediquen a otra cosa, y que esta cuestión es un desastre y no la novedad del año.

Los pobladores, por mientras, hacen colas con la finalidad de obtener sus bonos y sus “Gift card” para comprar ollas, sartenes, colchones, calzoncillos y camisetas de Colo Colo campeón.

Además, ya comenzó la “reconstrucción”. La gallada está volviendo en masa a sus sitios arrasados por el incendio, con fonolas, tablas, zinc, plásticos y demás materiales de construcción, a la espera del próximo incendio. ¿Quién los va a sacar de ahí?. Obviamente nadie que pretenda ganar la próxima elección del puerto, ya sea a alcalde, diputado, concejal, CORE o presidente de una junta de vecinos o del club de futbol de la cuadra.

Los que no han parado de lucrar con la desgracia ajena son los periodistas, quienes se mandan cada hociconazo que da miedo. ¿Estaba muy caliente el incendio?, y preguntas como esa se apoderan de los programas de televisión.

Nosotros, en la conversación de sobremesa encontramos nuevos nichos de negocio para los ágiles reporteros vendidos en cuerpo y alma al lado oscuro. Aquí algunos programas tentativos: “Semana Santa en el infierno”. “Durmiendo bajo las estrellas”. Y otros de dudosa calidad, reputación y decencia.


Claro que el pez gordo de las noticias aun no llega. ¿Se imaginan el festín del Amaro, la Coni, el Matamala y la señora del MEO cuando comience a llover?. Eso sí que va a ser cuática, y de la buena; con todo este lumpen televisivo colocando cara de pena y desazón mas falsa que una declaración de amor y fidelidad de la Kena Larraín. Las desgracias, lamentablemente se multiplicarán como callampas al igual que los programas especiales entre barriales, derrumbes, cabros chicos con gripe, viejas con el barro hasta el cogote y Fariña preguntando a un poblador: ¿Qué se siente estar todo cagado?. Esto recién comienza. 

viernes, 18 de abril de 2014

HAY QUE SEPARAR LA PAJA DEL TRIGO.


El Ministro Eyzaguirre, quien aún mantiene su pega gracias a no contravenir los deseos de la calle, anunció que los liceos emblemáticos deberán eliminar sus pruebas de selección. Todo sea por la igualdad.

Claro que el Ministro no aclaró varias cosas: Como podrán estos liceos seguir siendo “de excelencia” sin poder separar la paja del trigo; y como podrán “seleccionar” a uno de cada diez cabros que postulan.

Estos liceos llamados de excelencia tienen como objetivo salvar lo que se pueda salvar; recoger de un lado y de otro a los cabros que tienen condiciones para que no se pierdan entre vagos, aspirantes a vividores, futuros narcos, matones y sinvergüenzas. Es decir, estos liceos no causan la desigualdad, esta existe, se asume como algo real y se trata de salvar a los mejores. Pero hagan entender o aceptar esto a los sociolistos. ¡Imposible!. La ideología es más fuerte.

Seguramente mi ex colegio, el Instituto Nacional, tendrá que inaugurar una tómbola como la de Sábados Gigantes, y al que le sale el chacal, pa’la casa; tal vez intenten tirar a los apoderados al “cachipún”; o quizá los “seleccionen” por orden de llegada y los cabros tendrán que acampar durante dos meses en Alameda con Arturo Prat, como si postular a un colegio fuera lo mismo que la velatón de un concierto rockero. Todo sea por la igualdad.

Estoy convencido de que el gobierno entiende que esto es una estupidez, prueba de ello es que la Concertación, actuó por convencimiento, y con ayuda de la Alianza, instauró el CAE, el financiamiento compartido, mantuvo la selección de alumnos y la municipalización. A cambio de esto, ideó el estatuto docente con el fin de pagan favores políticos a los profesores que colaboraron en el SI y el NO; y ahora destruyen lo que ayudaron a construir, también por razones políticas, esta vez, para taparle al hocico a la calle.

La ideología le está dando una paliza al raciocinio; las ansias de poder se anteponen a la verdadera vocación de servicio público; y las pizcas de determinación que aún quedaban entre nuestros dirigentes, se transformaron en cobardía.




jueves, 17 de abril de 2014

DERECHO A DECIDIR.

Se aprobó el voto de chilenos que viven en el extranjero. Los cálculos indican que unas 850 mil personas podrán ejercer el voto, es decir, los que no viven en Chile tienen el poder suficiente para decidir todas las elecciones que determinarán el futuro de los que vivimos aquí. No me parece lógico, ya que la única información que posee la inmensa mayoría de ellos es la que aparece en la televisión abierta, es decir, no saben nada útil, pura farándula y propaganda zurda.

Yo, por ejemplo, tengo derecho a voto en un país europeo. Creo que solamente dos veces voté, y precisamente esta semana nos llegaron las cartas para votar, creo, en la próxima elección del parlamento europeo. ¿Es lógico que vote?. A mí me parece que no es muy lógico que digamos, aunque es un derecho y nos envían los votos de todas maneras.

En todo caso, no tengo tan claro de qué manera puede influir la votación de los chilenos que viven en el exterior. No son solo exiliados marxistas burgueses viviendo de los contribuyentes suecos o franceses, ya que la mitad vive en Argentina, en la tierra de la trampa, el robo y la locura desatada. ¿Qué opinión tendrán de la decadencia sostenida de nuestros vecinos?. No tengo idea, y no sería la primera vez que los políticos dictan una ley esperando un resultado y obtienen otro muy distinto. Veremos qué pasa.

Los socialistas no confían en el criterio de la gente, piensan que todos menos ellos son tontos. Se reconocen como iluminados gracias a leer “papers”, informes y libros de “intelectuales de izquierda” que nunca en su vida han trabajado, aunque aseguran conocer los caminos que conducen al paraíso terrenal y a la construcción del hombre nuevo y perfecto que lo habitará.

El Ministerio de Salud ha comenzado a restringir la posibilidad de que pacientes que no son atendidos o consideran estar mal atendidos, puedan operarse en clínicas privadas. Según los socialistas, el populacho bárbaro elije mal, aunque elijan operarse en las mismas clínicas donde se operan los mismos políticos que restringen la posibilidad de que la gente pueda decidir quién le abre la guata. Cosas del socialismo.

Otra más: La vieja de los milagros anunció bonos para los damnificados de Valparaíso, ante la imposibilidad de anunciar otra cosa. El “bono enseres” de un millón de pesos, para comprar ollas, colchones y “cosas” para la casa; y el “bono ropa” de 200 lucas, consistente en una “Gift card” de Ripley, Paris o Falabella. Es decir, a la gallada no le dan plata en efectivo ya que seguramente piensan que se la pueden gastar en alcohol, mujeres y fiestas, por lo que terminarán comprando una chaqueta de cuero de 100 lucas en una multitienda.

En resumen, el Estado chileno está convencido que sabe mejor que nadie que cosas deben comer, vestir y comprar los “pobladores” con el dinero que les pertenece y les quitan a través de los impuestos como el IVA, ILA, combustibles y otros.

El populacho puede votar, incluso si no vive en Chile, aunque no puede decidir que debe comprar con 200 lucas.