lunes, 1 de septiembre de 2014

EL REGRESO DEL DEDO??.

Lagos está de moda, otra vez. ¿La razón?. Propone más gasto público, la vuelta de lo “público-privado” (el contubernio), mas “voluntad política”, es decir, más interferencia estatal en las decisiones económicas y por supuesto “pensar el Chile del próximo siglo”, como si algo así fuera posible. La megalomanía de Lagos solo es superada por la de Piñera. Los empresarios presentes deliraban, era el regreso del padre.

Parafraseando a Reagan, Lagos no es la solución, Lagos es el problema. Lagos creó el Estatuto Docente; el tren al sur; el Transantiago; el CAE y su siniestro apéndice, la Comisión Nacional de Acreditación. Nos salvamos jabonados del elefante blanco del Puente de Chacao, aunque nos lego los oligopolios. Nada funcionó, a pesar de los papers e informes bien pagados que avalaban cada locura del Rey desnudo.

Pretender el regreso de las ideas laguistas es no entender nada. Lagos significa más Estado, mas decisiones desde arriba hacia abajo, más dedocracia. ¿Y luego de eso, qué?.

El socialismo es una doctrina que agobia a las personas, cada paso hacia el paraíso estatal significa más dependencia y por lo tanto más necesidad de Estado, uno cada vez más grande. De ahí a Bachelet hubo solo un paso, y de ahí a la izquierdizacion de la derecha un paso más corto aun.

Las necesidades convertidas en derechos son infinitas, y los recursos, escasos. Un socialismo laguista no es más que el comienzo del fin del capitalismo y la libertad. Ya no es posible volver hacia un laguismo que ofrece menos que el bacheletismo. La gente no lo aceptaría.




domingo, 31 de agosto de 2014

INTENTO FALLIDO.

La columna de hoy de Gonzalo Cordero está genial, como siempre. Le dio en el clavo.

Hay quienes piensan que todo lo saben, me refiero a los famosísimos y autobautizados como “intelectuales de izquierda”, quienes a través de papers muy bien pagados por la señora Juanita e informes sin sentido financiados con el IVA y el ILA del señor Moya, intentan cuadrar círculos a granel con fatales resultados. Cuando sus previsiones no cuadran con la realidad (es decir, siempre), vienen los problemas. Y el problema llegó.

El principal problema de estos seudo intelectuales es lo que el profesor Hayek bautizó como la “fatal arrogancia”. Se creen lo que no son. Además, suponen que todo el resto del planeta está equivocado y solo basta una buena dialéctica para meterles el adminiculo en el ojo.

El problema con la postura de estos estos tipos es no cuentan con un pequeño detalle: los empresarios.

Los empresarios no son tontos, es más, no existe un grupo menos tonto que los empresarios, no porque sean más inteligentes (que tal vez lo sean), sino porque un empresario parte siempre de una base: la realidad. Y a la realidad no hay como darle ni como deshacerse de ella. La realidad está ahí para el que quiere verla. Para el que no quiere verla, pues sigue ahí. Esa es la gracia de la realidad.

El gobierno pretende hacer creer a los empresarios que se volvieron pro empresarios de un día para otro, más exactamente desde la publicación de la encuesta CEP y desde el comienzo de la caída económica.

Sin embargo, los empresarios estamos vacunados en contra de los adminículos en el ojo. No creemos en nada que no podamos ver.




sábado, 30 de agosto de 2014

CAFÉ HAITÍ.

Aquí las cosas siguen como siempre –hasta ahora, claro-. Sigo comiendo ensalada de apio; escribiendo ideas fascistas, neoliberales y oligarcas rancias en mi computador; la patrona sigue al mando de este humilde y pinochetero hogar y cada vez me dan menos ganas de trabajar.

Mi hija ya se decidió, pretende engrosar la lista de abogados chilenos; pega no le va a faltar en un país destinado a encaminarse hacia los recovecos de la burocracia, el estatismo, las leyes a mansalva y los derechos universales. Cada día habrá más gente alegando por cualquier cosa y para eso están los papeles y los ríos de tinta. Al menos me tranquiliza saber que le interesa estudiar en una universidad privada tan fascista neoliberal como su distinguido progenitor y aun no infiltrada por el marxismo.

El cabro chico solo piensa en ver monos, comer, jugar con los “Avengers”, comer otra vez, dormir siesta y comer de nuevo. ¡Esa es vida!. Antes se creía el Capitán América, ahora se cree Thor. Mientras no se crea joven idealista me conformo, de ahí a tonto útil hay solo un paso.

Sobre mí ya saben, aquí estoy “esperando a ver qué pasa”, condición que, como van las cosas, va para largo. Por mientras sigo escribiendo leseras al por mayor.

No está nada de mal iniciarse en el soporífero camino de la vagancia en un país en plena revolución marxista. Siempre es mejor ser espectador en las primeras etapas de estos cambios de modelo. Ya saben, los últimos serán los primeros –dicen-.

Pinochet esperó su oportunidad mientras Allende y su jauría criminal se quemaban a lo Bonzo (no es llegar y crear el paraíso en la tierra). Fueron necesarias miles de cabezas rodando por las calles parisinas para que apareciera Napoleón (eso de llamar a los Estados Generales tuvo su precio). Luego de la crisis del ‘82, época en que corrieron ríos de sangre de verdad; Angelini, Luksic y los que apostaron por las privatizaciones se hicieron mucho más que ricos.  

Es un clásico de leyenda en el centro la historia del local del Café Haití del Paseo Ahumada. Cuentan los más viejos, entre cafés y piernas, que los antiguos propietarios se asustaron con la UP y su menú de empanadas y vino tinto, por lo que vendieron el mejor local de Chile en -si no me equivoco- 100 mil dólares. Hoy cuesta decenas de millones de dólares. Así es la vida, así se ha escrito la historia desde tiempos inmemoriales y esta vez, aunque los zurdos juren de guata que dieron con el tan esquivo cuesco de la breva, no será distinta.


Por lo tanto, hay que hacerle caso a los viejos que han vivido y saben cuántos pares son tres moscas. Por mientras, sigo entretenido con mi apio y el teclado del computador mientras “espero a ver qué pasa”. Ya vendrán los ríos de sangre, con el gentil auspicio de los iluminados y equivocados de siempre. Tiempo al tiempo. 

viernes, 29 de agosto de 2014

TERRO-TURISMO CON VISTA AL MAR.

Cinco países del tercer mundo, USA, Reino Unido, Australia, Bélgica y Canadá, han advertido a sus ciudadanos sobre el peligro de visitar Chile debido a la colocación de bombas a granel. Los viajeros están al tanto sobre los artefactos explosivos repartidos en la vía pública, iglesias, cajeros automáticos, comisarías y el Metro de Santiago; entonces, que luego no se quejen, tal vez la seguridad social de sus respectivos países no cubra manos y piernas ortopédicas que reemplacen miembros dejados en países con antecedentes terroristas.

¡Qué dijiste Máximo!, ¿terroristas?. Si estimados, sé que suena fuerte, sin embargo así definen algunos de estos atrasadísimos países a nuestra tierra, candidata eterna al paraíso terrenal y sus derivados. De nada sirve que los organismos responsables de dirimir si en Barbarilandia hay o no terrorismo, el PC y el INDH, ambos dirigidos por personas intachables, con una autoridad moral sin parangón en la historia reciente de nuestra amada patria y sobre todo sin ningún sesgo ideológico que nuble su mente y su alma (si la tienen), hayan declarado lo contrario. ¿Qué quieren que le haga?. ¿Ah?. Se ve que en aquellos países los comunistas no son considerados como interlocutores válidos sobre performances reivindicatorias de este tipo.

De todas maneras no todo es necesariamente malo si lo miramos con detención, con mucha detención y algo de chilenidad. Esa compulsión chilena de pertenecer a cuanto organismo, grupo, asociación y club de mala muerte se inaugura en el mundo, se amplía gracias a los jóvenes idealistas que no son terroristas. No solo estamos en la OCDE (y a mucha honra), además hemos ingresado al exclusivo club de los países donde se vive a saltos gracias al terrorismo. Estamos a la par con Siria, Afganistán, Irak y otros destinos turísticos de la misma calaña. ¡Felicitaciones a este gobierno y los anteriores!, de no ser por su destacada participación para que más de 300 bombazos quedaran impunes, no engrosaríamos tan distinguida lista.

Pencailillo salió a la palestra con la velocidad de un rayo, anunciando que el gobierno está “trabajando en el tema”, que el ministerio público también trabaja en el tema y que las policías también trabajan en el tema. Todos trabajan en el tema. Será poh.

Luego, el aguachado de la iñora declaró sin tapujos: "Hemos dispuesto equipos especializados a trabajar como nunca antes para encontrar quienes son estas personas que están detrás de estos artefactos explosivos y el Ministerio Público ha dispuesto de un equipo especial de 24 horas para investigar". Me imagino al equipo de la Unidad de Análisis de Conducta de “Criminal Minds” aterrizando con su Gulfstream último modelo en nuestra atochadίsimo “Comodoro Arturo Merino Benítez”. Me voy a a parar detrás de la reja donde duermen las fanáticas de Luis Miguel, Chayanne y Arjona a la espera de un autógrafo de “Hotch”, Rossi, Morgan, “dr. Reid”, Penélope y sobre todo de la ricura de J.J., a la que voy a invitar a un paseo por Santiago, pero no en Metro.

Pecailillo prosiguió su discurso dando tranquilidad a todos los ciudadanos y a los turistas, aunque no dijo cómo puede asegurar esa tranquilidad. Debe ser porque no sabe cómo hacerlo.





jueves, 28 de agosto de 2014

EL CANDIDATO DE LOS CÓMPLICES PASIVOS.

El presidente de la UDI populista, Ernesto Silva, declaró: “La UDI no va a hacer nada que afecte al ex presidente ni a su gobierno”. Listo, la UDI ya tiene candidato presidencial.  

La UDI se ha transformado en una especie de señor Corales de la política. No solo dejó de ser popular para abrazar el populismo y las banderas ajenas, además lo hace con orgullo. El partido por el que voté tantas veces ya no defiende el “modelo heredado de la dictadura”, ahora defiende el “modelo heredado de la nueva derecha”. La UDI es hoy un partido bacheletista-aliancista-piñerista.

Solo las ansias de poder desmedidas y la pérdida de valores pueden explicar que el reducto de los cómplices pasivos de la dictadura, -según los definió el que ahora es su candidato presidencial-, considere apropiado convertirse en el guardián de la nefasta obra de su verdugo. Pobre UDI.

Aún recuerdo una antigua entrevista a Pablo Longueira, en aquella época en que aún se podía confiar en él, aunque fuera a medias tintas. Dijo en esa ocasión algo así como “si Piñera llega a la presidencia, es el fin de la UDI”. Nunca olvidé esa frase, la que al parecer está a punto de cumplirse.

Yo, por mi parte, nuevamente tendré que pensar si voto por Augusto Pinochet o por Walt Disney. Me queda aún tres años para pensarlo. No hay apuro.


miércoles, 27 de agosto de 2014

PALOS DE CIEGO.

Según El Mercurio, el Ministerio de Hacienda, reducto regentado por el Arenas, convocó a “líderes empresariales” (léase representantas de oligopolios y demás millonarios nacidos y criados bajo el ala concertacionista), con la finalidad de mejorar las expectativas y reactivar la economía. El gobierno marxista pretende dar una señal divina y concretar la soñada “alianza público-privada”, que vendría siendo algo así como el enésimo arreglίn de bigotes entre los “señores políticos” y los “poderosos de siempre”.

Por su parte, los hijos ilegítimos de la Concertación piden medidas concretas (¿a qué medidas se referirán?) y un cambio en el clima reformista, es decir, que se termine el hueveo porque de tanto buscar el paraíso vamos a terminar en el infierno.

El problema de esta reunión de camaradería padre-hijo consiste en que no invitaron a los que realmente mandan en Chile, los comunistas, y sin ellos no hay acuerdo posible ya que aunque los inviten, no pretenden ningún acuerdo. Los comunachos soportan a los señores políticos mientras instauran la democracia popular revolucionaria que tanto añoran y aceptan a los poderosos de siempre mientras cambian la constitución por una que diga que lo que es de los poderosos de siempre ya no lo seguirá siendo. El poderoso ahora será el pueblo, quien sin saberlo le entregará un poder universal irrevocable a los marxistas, por lo que realmente los rabanitos serán los poderosos y los millonarios.

Así están las cosas en Barbarilandia, todo el mundo sabe que hay que hacer para terminar con la incertidumbre (mantener el “modelo heredado de la dictadura” y modificado por la Concertación), aunque nadie se atreve a hacerlo y muchos no quieren hacerlo.

Arenas ya está pidiendo agüita. Hoy declaró: “La desaceleración ha sido algo más profunda y algo más prolongada”. Noten el tiempo verbal (ha sido), indicativo pretérito perfecto compuesto que señala algo que ya fue ayer por la tarde y por lo tanto ya no es, aunque la desaceleración que no es crisis por la que todos andan más asustados que la cresta recién comienza. Yo diría: “La desaceleración está siendo…”, expresión que indica una acción en curso.

Luego, el Arenas se las da de pronosticador al igual que la viejuja de su jefa, anunciando que, sea lo que sea que crezcamos este año (ni él lo sabe), el próximo año creceremos un 1% más que el 2014, aunque nadie sabe cuánto creceremos el 2014 ni siquiera de cuanto será el Imacec de Julio.


En resumen, mientras el Arenas y la ayudista juegan a las adivinanzas, los chilenos que invierten y dan pega están esperando a ver qué pasa. Lero lero. 

martes, 26 de agosto de 2014

LA REENCARNACIÓN DEL PULPO PAUL.

Como si las desgracias fuera pocas, a la ayudista le dio una nueva tincada. ¡A tiritaaaarrrrr!. Según la Vieja de los Milagros, el proceso de desaceleración (no usa la palabra crisis, por supuesto) que enfrenta Barbarilandia, no se asemeja a la situación vivida en 2008 y 2009. Ya lo saben, ella lo dice, ¿qué más quieren?. Además, no perdió la oportunidad de culpar al gobierno del payaso ególatra por la desaceleración que no es crisis. Por último, la ex doctora de la Clínica Chiloé le echó un vistazo al futuro descartando crecimientos negativos (decrecimiento) en la economía.

La Vieja esta debe ser muy re capa para adivinar el crecimiento futuro, aunque a mí me entran algunas dudas ya que hace poquito ella misma adivinó que no habría maremoto, y en su juventud (y hasta hace poco seguía adivinando lo mismo) adivinó que el comunismo funcionaría, y si era necesario matar a medio mundo con tal de probarlo, el asunto valía la pena. De ahí que se fue del infierno australiano hacia la Alemania comunacha del tio Erich, donde los pastores alemanes apostados en el Muro de Berlín degustaban disidentes que pretendían arruinar su vida largándose hacia el oeste capitalista rancio.

Si las proyecciones de la ayudista son ciertas, el 2015 vamos a andar un poco mejor y el 2016 otro poco mejor. ¡Listo!, asunto arreglado. Y si las visiones de la viejuja no le achuntan mucho al asunto, no me extrañaría que corran la buena nueva para el 2017, y si el 2018 no se arregla el panizo ya no va a ser su culpa sino del presidente que venga. Para todo hay solución en esta perra vida, menos para los robos del Estado cafiche.

Ahora bien, en una de esas el asunto va en serio y crecemos al 0,1% durante los próximos años, lo que demostraría que en realidad la vieja aunque no lo parezca, es caperuza y que en Chile no habrá recesión gracia a ella y al Arenas, lo que le valdría a la iñora el premio Nobel de Economía en mención adivinanzas.

A mí lo que diga esta vieja me da lo mismo, y lo que diga el Arenas también, y lo que diga el Banco Central no me interesa. Y si los desarrolladores inmobiliarios dicen que es el mejor momento para comprarles sus cagadas de viviendas, no les hare caso; y si me vuelven a llamar del banco para ofrecerme plata les voy a volver a decir que ni cagando.


Por mi parte, aquí estoy, comiéndome una ensalada de apio, escribiendo el blog de hoy, y esperando sentadito a ver qué pasa. Mientras no vea ríos de sangre por las calles, yo no me muevo de mi escritorio.