El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 29 de octubre de 2011

LOS COLECTIVEROS TIENEN RAZON.

Los colectiveros tienen razón, no, no se confundan, no estoy llamando a la sedición, ni a tomarse las calles ni a una revolución. Los colectiveros se equivocaron en la forma, pero no en el fondo del problema. Veamos: Primero, ¿la gente se puede tomar las calles?, ¿si o no?, porque los comunistas pueden, los anarquistas también, los mineros en huelga también, y a ninguno les aplican la ley de seguridad del estado, ¿y porqué los propietarios de colectivos no pueden hacerlo?, ¿hay igualdad ante la ley o no la hay?. Es que hay otra gente que quiere utilizar las calles –dicen-, claro que si, estoy de acuerdo, pero también hay alumnos que quieren estudiar y no pueden hacerlo, ¿o no?, y ahí no pasa nada. Pues eso no puede ser, nadie puede impedir que otra persona desarrolle sus actividades, pero peor aun es que a algunos se les tolere este tipo de actos y a otros no. Segundo, ¿Qué piden en el fondo los colectiveros?, es bien simple, igualdad de condiciones para trabajar, cosa que hoy no tienen, porque existe un sistema de transporte publico-privado que esta subsidiado en 800 millones de dólares al año por el estado (el Transantiago), entonces, la diferencia del pasaje entre las micros y los colectivos es muy grande, por lo que los colectiveros no pueden seguir subiendo las tarifas ya que esa diferencia aumentaría y perderían clientes. Por eso piden el término del impuesto especifico a los combustibles, que esa sea la mejor solución no lo se, pero que hay un problema estructural en el mercado de transporte de pasajeros al menos en Santiago es cierto. ¿Qué empresa puede funcionar si el estado subsidia a la competencia?. Ninguna, ni aquí ni en ninguna parte.
Muchas veces he dicho que en Chile no hay economía de mercado, hay monopolios o empresas que aparentemente no lo son pero actúan como tales (farmacias), que controlan un mercado de forma irregular y no permiten la competencia. Si este gobierno de “derecha” es realmente de derecha (así, sin comillas), podría demostrarlo al terminar con todas estas practicas depredadoras en los mercados, pero terminarlas en serio, y no con medidas gatopardianas que como todos sabemos son regalos para la galería y dejan todo igual.
Los propietarios de colectivos son los únicos indignados con razón, se habrán equivocado en la forma, porque no encontraron otra y sobre todo porque nadie les hace caso, pero estoy con ellos, ya que no quieren regalos, solamente piden igualdad de condiciones para trabajar, imagínense, están reclamando para poder trabajar, eso en Chile ya es una gran cosa.

6 comentarios:

  1. Y... la mayoría de los colectiveros votó por piñera.

    ResponderEliminar
  2. Heitai. Imagínate como estarán de cabreados si la mayoría voto por él. A mi me molesta muchísimo que personas como ellos que tienen un trabajo súper sacrificado y arriesgado terminen presos y vagos que viven mantenidos por el estado hagan lo que les da la gana y no pasa nada. Es injusto. Con razón este gobierno marca 25% en las encuestas.

    ResponderEliminar
  3. En efecto, en Chile los comunistas son los únicos agentes 007: con licencia para ocupar calles, generar paros ilegales, ´paralizar los consultorios, destruir mobiliario público o tomarse los colegios y universidades. Los demás ¡ay si siquiera lo piensan!
    Lo curioso es que, por más atenciones y condescendencia que el gobierno de Piñera tenga con los comunistas, éstos nunca le darán su voto; los colectiveros si podrían dárselo, pero al final se lo quitarán.
    Y si hay algo que odio con todas mis fuerzas es el Impuesto Especifico a los combustibles; un verdadero gobierno de derecha lo habría eliminado por odioso desde el primer día de gobierno. En realidad, este gobierno no ha eliminado ni éste ni ningún otro impuesto que castigue a la Clase Media.

    ResponderEliminar
  4. Cristian. Yo detesto todos los impuestos porque son una forma de robar. Y mas los detesto cuando veo que se desperdicia y se roban la plata, si se ocupara para el bien común sería distinto.
    Con los colectiveros se puede llegar a un acuerdo porque quieren un acuerdo, con los estudiantes que no estudian no se puede porque no quieren ningún acuerdo.

    ResponderEliminar
  5. Piñera usó a los colectiveros de chivo expiatorio para que no se note lo débil que ha sido con los estudiantes. La CUT está amenazando con trasladar las marchas a Las Condes, obviamente que cuando se habla de marchas, se habla de destrucción y saqueos, pero a pesar de la amenaza por escrito de la CUT, el gobierno prefiere mirar para el otro lado.

    El impuesto a los combustibles y el IVA no van a bajar, de hecho, algún día van a subir. El gobierno promete y promete privilegios a los grupos de presión y nunca dice cómo piensa financiarlos. Cuando dice que los financiará "con crecimiento", mienten, de ser así bajarían o eliminarían varios impuestos.

    ResponderEliminar
  6. Revistajupiter. Así es, meter a la cárcel a los colectiveros es como quitarle un dulce a un cabro chico. Es todo utilidad para el gobierno, aparece como fuerte aunque no lo es con quien debiera. Y los impuestos, obvio, seguirán subiendo, a los grupos de poder les quieren tapar la boca con billetes.

    ResponderEliminar