El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 20 de enero de 2012

VOY Y VUELVO.

No hay tiempo que no se cumpla ni deuda que no se pague. A mi las vacaciones no me gustan, no hay como mi cama, mi almohada, mi ducha que tengo perfectamente calibrada para que tenga la temperatura justa, ir a la cocina a las 12 de la noche a comer tranquilo, y mi computador donde pretendo arreglar el país. Tener que salir de vacaciones, en pleno verano, con todo el calor, los tacos de los turistas, estacionamientos ocupados, y restaurantes que junto con la cuenta me llevan un cuchillo para cortarme la yugular, no es precisamente mi sueño dorado. Pero como la patrona opina lo contrario y probablemente tenga toda la razón, ya que las mujeres siempre dicen tenerla aunque a mi nunca me han dado un aprueba fehaciente de que así sea, la voy a “sacar” el fin de semana (algo es algo, que no me pida milagros). Pensé llevar el computador por si al payaso se le ocurre una payasada, Gilpeter agarra a un indio con una caja de fósforos en la mano, aparece una nana que alega torturas y crímenes de lesa humanidad en su contra, el guatón Mañalich encuentra un buen motivo para prohibir u obligar a algo, o la Camila confiesa que tiene una foto carnet de Stalin en la billetera. El problema es que parece que la patrona aparte de creer que siempre tiene la razón, también suele creer que manda en la casa, y como yo no quiero averiguar si eso es o no verdad, no he intentado desmentirla, y creo prudente no insinuar la idea de llevar mi “herramienta de trabajo” a Viña, sobre todo si ya me ha dicho en varias ocasiones que la he cambiado por el computador. Yo le respondo que eso no es cierto y que el computador nunca llegará a cocinar como ella, pero por la mirada que me puso encima creo que la explicación no la satisfizo. Cosas de las mujeres, quien las entiende. Por lo tanto se librarán de mi y mis “aportes” a la defensa de la democracia y la economía de mercado hasta el lunes. Que lo pasen bien el fin de semana, y yo espero que salgan todos estos días nublados, claro que no le contaré mi deseo a la patrona como diría Tellier “por si acaso”. Saludos a todos.


4 comentarios:

  1. Que lo pase fabuloso! Viña muy lleno, el tiempo más o menos, pero siempre grata.
    Lo espero la próxima semana para seguirlo en nuevamente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Espero que no haya llevado el celular inteligente. Sería trampa

    ResponderEliminar
  3. Es bueno desconectarse por unos días. Yo estuve sin computador 4 días y la verdad es que es relajante no saber qué pasa en el mundo. Tampoco veo noticias en la TV.

    ResponderEliminar
  4. HBG. Lo pasé bien, visité a unos familiares (yo soy “nacido y criado” en Viña), me comí una “fuente” de camarones al pil pil y un congrio Emeterio en el “Horizonte” de Con Con, recorrí mis viejos barrios y comprobé que las constructoras que están interviniendo la parte alta de Con Con pretenden llegar al cielo con los edificios. Me gustaba más como era antes. Con 5 o 7 pisos hubiera sido suficiente. Pero igual es bonito, siempre vuelvo.

    Jagarcia. Mi celular el lo menos inteligente que hay, solo sirve para hablar, tiene el reloj adelantado en 14 minutos, y sus mayores avances tecnológicos son el juego de la culebra y una linterna. Por eso no lo quiero cambiar.

    RJ. Igual me desconecté algo, pero mi vicio son los diarios. Dicen que publican puras mentiras, pero ya que podemos saber la verdad, al menos se puede conocer la mentira oficial.

    ResponderEliminar