El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 13 de abril de 2012

PIÑERA NO ES INEPTO.

La publicación inglesa The Economist, con quienes concuerdo casi siempre y que leía con mucho gusto cuando El Mercurio la reproducía en Chile, piensa que el presidente Piñera es un político inepto. Esta vez no estoy de acuerdo con ellos. Para nada. Pienso que el error de esta revista, es el mismo en que incurre la mayoría de los chilenos, partir de una premisa equivocada, lo que obviamente lleva a una conclusión igual de equivocada. Veamos. Pienso que esta revista supone que en Chile gobierna una coalición de centro derecha, interesada en implementar medidas de centro derecha, para satisfacer a su electorado de centro derecha. Falso. Tenemos un presidente que no tiene ninguna ideología política, que solo busca satisfacer su ego, su narcisismo, sus ansias de poder, y busca el lugar en la historia que el cree merecer, y una coalición política que apoyó a este personaje a sabiendas de como es, solo para dejar atrás la frustración de veinte años de oposición, y así llegar al poder solo por ambición. La revista además supone que en Chile hay un movimiento estudiantil, y demandas regionales. Falso. Estamos en presencia de una revolución comunista que pretende instaurar en Chile lo que Hugo Chávez denomina el socialismo del siglo XXI, esto no lo digo yo, lo dice la propia vocera de la revolución Camila Vallejos. Suponen también que el gobierno ha sido incapaz de llegar a acuerdos con los sublevados. Falso. Los revolucionarios nunca han pretendido llegar a acuerdo alguno, y esto tampoco lo digo yo, lo dijo la misma Vallejo. Por último, supongo que la revista considera que Piñera no ha sido capaz de mantener el orden. Falso. Piñera no puede ni le interesa mantener el orden, ya que eso significaría “represión”, “atentado contra los derechos humanos”, huelgas de hambre, y por consiguiente una baja en las encuestas que lo haría ver aun más lejana la posible elección de alguno de sus secuaces el 2013. Esto –ganar el 2013-, no lo hace el presidente por creer en la causa, ni por beneficiar a sus supuestos aliados, él solamente piensa que si deja a uno de sus compinches en el gobierno, le será mas fácil ser electo nuevamente el 2017. Conclusión: Piñera de inepto no tiene nada. El presidente ideó un plan que consiste en partir de la base que tenía un 47% de electorado de derecha cautivo, necesitaba un 4% de electorado de la concertación para obtener el poder, cosa que logró, y hay un 49% restante que no votó ni votará nunca por él, eso implica que la estrategia de Piñera es gobernar para ese 4% indispensable, dejar que se radicalice el conflicto lo suficiente para que el 47% del electorado cautivo siga apoyando a la alianza por miedo, pero que no se radicalice tanto como para que lo bote del poder, y llegar al 2013 con la suficiente votación que le permita continuar con su mezquino plan. Si el plan funciona, bien, y si no funciona, mala suerte. Piñera no tenía más alternativa que esta para lograr el poder que ambicionaba, y la alianza no tiene mas alternativa que la que está implementando si quiere seguir en el poder el 2013. Satisfacer a su electorado de derecha, y respetar las ideas y los principios que decían tener, no es compatible con ganar la próxima elección presidencial. Piñera no es inepto, sabe lo que está haciendo. Los únicos que podemos detener el macabro plan de la alianza somos nosotros, un 5% del electorado de derecha que se revele contra la intención de la ex derecha de hacer un gobierno socialista para mantenerse en el poder solo por ambición y egolatría.

13 comentarios:

  1. jaja... debe haberle dado lipiria a piñata leer que el pasquin zurdo este, en vez de una palmada en la espalda, le escupe en la cara...

    ResponderEliminar
  2. Heitai. Ya andan todos sus gomas criticando a The Economist. Lo defienden y dicen que no es inepto, pero por distintos motivos que los míos. Pero si, tiene que haber sido una tremenda patada en su guata, y otra más grande en su ego.

    ¿Zurdo The Economist?.

    ResponderEliminar
  3. The economist es un diario, a pesar del nombre "liberal", que es la forma alambicada en que se describen los zurdos en UK, donde las palabras socialista y comunista, son sinónimos de basura... como los autos rojos. ¿Por qué crees que tanto les gustaba los gobiernos de la concerta?

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que Piñera se quiere ir para la casa , se dio cuenta que la gente no lo va a querer haga lo que haga .

    5% no me parece que seamos tan pocos , somos como un 30% del electorado

    ResponderEliminar
  5. Carlos. Piñera no se irá nunca para la casa, es un narcisista obsesivo compulsivo.

    Yo también pienso que somos un 30%, lo que digo en el blog, es que solo hace falta que un 5% de nosotros se de cuenta de lo que está pasando, y les quitemos el voto a estos tipos para poder sacarlos.

    ResponderEliminar
  6. Piñera es una pesadilla. Está pavimentando el mismo camino qee Frei Montalva al gobernar para la izquierda; ahora no se atreve a denunciar las expropiaciones del gobierno argentino a capital extranjero. Hasta la Enap va a perder en la pasada.

    ResponderEliminar
  7. RJ. Gobierna para la izquierda, ya que ahí están la mayoría de los votos. Por eso digo que Piñera no tiene ideología, no defiende ideas, nada. El solo quiere el poder y la fama. La da lo mismo arrimarse a la izquierda o la derecha con tal de conseguir lo que quiere. Lo declaran inepto ya que no saben sus objetivos. Suponen cosas que no son.

    ResponderEliminar
  8. Ahora leo que Piñera lamentó la ausencia de Cuba en la cumbre.

    ResponderEliminar
  9. RJ. Obvio. Si la Camila está con Cuba y tiene un 80% de apoyo en las encuestas, el también está con Cuba. No faltaba más. ¿Ves lo que digo?. El no es inepto, tiene un plan que la mayoría aun no entiende. Si le resulta el dichoso plan o no le resulta es otra cosa, pero que lo tiene, lo tiene. El plan consiste entonces, en estar con la mayoría. ¿Qué con cual mayoría?. Eso es lo de menos. Hoy no tiene mayoría, pero lo importante es tenerla el 2013.

    ResponderEliminar
  10. Es como un perro persiguiendo su propia cola; igual me da risa el desprecio que siente la verdadera izquierda por él: CREEN QUE ES DE DERECHA!!

    ResponderEliminar
  11. RJ. Creen que es de derecha, y la gente de derecha cree que es de izquierda. En definitiva, nadie le cree.

    ResponderEliminar
  12. Creo que estás equivocado en algo, el payaso no piensa en el 17, él lo único que quería era llegar a la presidencia, era sólo lo que le faltaba en su ambición y egolatría, había conseguido todo en la vida, de malas maneras, pero lo había logrado y para lograr la presidencia también usó malas artes, se fue de la DC, su ideal político, porque habían muchos caciques que lo atajaban en su anhelo presidencial y bueno, como en RN no habían caciques, entonces la presidencia bien valía ser de RN y su dinero hizo lo demás, se apoderó de ese partido. Y ahí lo tenemos, apoyado por una derecha ansiosa de salir de la oposición, cumplió su máxima ambición y el conglomerado, que ahora, al no sentirlo suyo se ha ido adaptando a la ideología de Piñera, todo sea por tener el poder
    Lo que quiero decir es que Piñera siente que después de él, el diluvio, no está pensando en el 17, además por muy inepto que sea, es evidente se da cuenta que no es querido y otra aventura presidencial sería sólo un derroche monetario.
    Menos está interesado que alguno de sus gomas o paniagüados lleguen al poder el 14, no va a mover un dedo por ninguno, a lo mejor lo habría hecho por su goma alter ego, pero por ese no votaría ni la colonía judia. Entonces tu crees que se la va a jugar por Lavín, Longueira, Matthei, a los que no soporta, pero si ni por su lameculo de años el Allamand ha mostrado alguna preferencia.
    Si la única estrategia de Piñera es estar de acuerdo con lo que dice la mayoría en las encuestas, aunque ello implique que el país se hunda como lo está haciendo.

    ResponderEliminar
  13. Hunter. Yo creo que sí piensa en el 2017, el tipo está obsesionado. No se si recuerdas un hecho que quedó en el olvido para muchos, a los pocos días de asumir este gobierno, la mano izquierda de Piñera, conocido por estos lados como “el goma”, tiró la idea, así como que no quiere la cosa, de reformar la constitución para permitir la reelección presidencial. El tema no fue bien recibido, pasó rápidamente al olvido, luego aparecieron las protestas y las consiguientes bajas en las encuestas, y ya no se habló más del tema. Estoy seguro que si las encuestas lo hubieran acompañado, Piñera se “chaviza” e intenta la reelección. Como el matrimonio “K”, como Uribe, como Evo, como Correa, como Ortega, y como todos los que se quieren aferrar al poder. En lo que si estoy de acuerdo contigo, y lo dije en el blog, es que Piñera no quiere ganar el 2013 por la alianza, lo quiere para que le cuiden el puesto. El va y vuelve.

    ResponderEliminar